Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Más atribuciones para las municipalidades, reconocer a los pueblos indígenas, proteger como derecho la actividad cerebral, que el agua sea para todos o incluso resguardar a los animales son algunas de las temáticas que se han levantado sobre qué debe incluir la propuesta de Constitución que elaborará la Convención Constitucional. La decisión final será de quienes integren la instancia, pero ya diferentes organizaciones –políticas y civiles–, sectores y personas naturales comenzaron a ejercer presión para que estos temas sean considerados. ¿Cuáles son algunos de ellos? Revísalo a continuación.

Este año, el proceso constituyente fue, en su mayoría, la concentración de fuerzas en el plebiscito que decidiría si se iba a redactar o no una propuesta de Constitución. Una vez que los votantes decidieron dar luz verde al primer cometido, rápidamente comenzaron a aparecer figuras que se postulaban para integrar la Convención que discutirá y redactará la propuesta de una nueva Carta Magna, situación que se mantiene hasta hoy con la inscripción de candidaturas de partidos políticos, independientes y también pueblos originarios (proceso que acabará el 11 de enero).
Sin embargo, no todo han sido números, elecciones y candidaturas. También han comenzado a surgir propuestas de temas que se deben conversar en la Convención Constitucional y posteriormente ver si se incluirá en la Constitución. En Contexto Factual hicimos durante este años una revisión de muchos de estos temas, y a continuación te detallamos cuáles se podrían discutir divididos en tres ejes: el funcionamiento del Estado, la conversación sobre derechos y la inclusión de diferentes grupos históricamente marginados.

El funcionamiento del Estado

Cambiar el modo en que se designan los jueces de la Corte Suprema
El Poder Judicial y el Ejecutivo han trabajado en una propuesta para reformar la Constitución y modificar las reglas del juego, para hacer el proceso más transparente e independiente de las razones políticas, aunque todavía no se ha materializado en un proyecto de ley, y el que sí se presentó por parte de dos senadores, lleva más de un año sin movimiento en el Congreso.
¿En qué consiste? La iniciativa promovida por por los senadores Francisco Huenchumilla (DC) y Carlos Bianchi (IND) proponía que los candidatos o candidatas se presenten a un concurso abierto y expongan en sesión pública ante el pleno del máximo tribunal. Además, buscan eliminar el cupo garantizado por antigüedad y, además, hacer obligatoria -y no voluntaria, como es en la actualidad- la comparecencia del candidato propuesto por el Presidente a la sala del Senado.
Revisa más detalles sobre la propuesta y la situación actual de los nombramientos de jueces en la Suprema en este artículo que publicamos a fines de agosto.
Volver a un Congreso con menos parlamentarios
Es una de las alternativas que se ha planteado respecto a cómo se podría construir el Poder Legislativo, incluso siendo anunciado como proyecto en la Cuenta Pública que dio el Presidente Sebastián Piñera a fines de julio. Días después, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Cristián Monckeberg, señalaba que era una iniciativa para que “nuestra democracia sea más eficiente, más expedita y produzca mejores resultados para las familias que esperan buenas leyes”.
La discusión se abrió apenas se conformó en 2018 el Parlamento con sus nuevos integrantes y que ahora ha tomado fuerza con el apoyo del Ejecutivo. Antes de que acabe la primera legislatura con 155 diputados y 43 senadores, hay quienes plantean que hay que volver atrás, pues no sería lo suficientemente representativo, además de ser muy costoso para el Estado.
Revisa las posturas acerca de este debate en la siguiente nota.
Aumentar las atribuciones de las municipalidades
“La calidad en la provisión de servicios del Estado tiene que ser la misma en todo Chile. Es esa diferencia, es esa desigualdad la que está detrás, en gran parte, del estallido social. Y si uno piensa cuál es la institución en Chile que le puede cambiar más rápidamente la vida cotidiana, la vida diaria a los ciudadanos, es el municipio”, argumentó el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, cuando a comienzos de noviembre la Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH) presentó el documento “Un nuevo municipio para Chile” para fortalecer el rol de los gobiernos comunales.
El texto constaba de siete ejes, que no serían cambios administrativos, sino constitucionales, enfocados en la modernización y profundización de la autonomía administrativa. Los municipios que integran la asociación pretenden alcanzar un parámetro legal que los dote de atribuciones y recursos para mejorar la calidad de vida en sus comunas.
Revisa el detalle de la propuesta municipal en la nota que puedes encontrar a continuación.
Descentralizar el país
Desde comienzos de siglo que diferentes diagnósticos concluyen lo mismo: Chile es un país demasiado centralizado. De ahí que en los últimos años se hayan realizado múltiples esfuerzos para darle mayor protagonismo social, económico y demográfico a las regiones.
Uno de ellos es la elección de gobernadores que se estrenará en abril de 2021. Sin embargo, aquellos procesos no son inmediatos y requieren de una serie de coordinaciones políticas y administrativas para avanzar, situación que en la práctica se ha encontrado con variadas dificultades.
Con un proceso constituyente en curso, se ve una nueva posibilidad de consagrar la descentralización en la propuesta de Constitución que se entregará a mediados de 2022, y aunque los expertos reconocen que puede servir como base, su materialización requiere de mucho más que una orden constitucional. Revisa las opiniones de expertos y todos los antecedentes de la situación actual del país en este reportaje. 

Conversación sobre derechos

Cuidado del medio ambiente
Después de años liderando las negociaciones, Chile cerró la puerta a ser parte del Acuerdo de Escazú. El gobierno señaló un supuesto conflicto entre los conceptos de medioambiente y los derechos humanos, pero distintos grupos de expertos aseguraron que ese choque sería artificial, pues el derecho a vivir en un medioambiente sano es un derecho humano internacionalmente reconocido.
¿Es posible separarlos? Y si no es así, ¿qué dice esa decisión respecto a cómo el Estado chileno y la Constitución garantizan ese derecho fundamental a las personas y qué desafíos plantea para el debate constitucional? Revísalo en este artículo.
Por otro lado, otro conflicto que lleva presente por años en la historia del país tiene que ver con un recurso que poco a poco se va agotando, dejando a comunas como Petorca en total escasez: el agua.
Diversas constituciones en el mundo han establecido el agua como un derecho fundamental a través de distintas formulaciones. Pero no en Chile: aquí, el recurso hídrico no está siquiera mencionado en la Carta Fundamental y su protección viene dada por el Código de Aguas de 1981, que prioriza el derecho de propiedad por sobre cualquier otro.
Con un escenario de estrés hídrico cada vez más pronunciado y conflictos medioambientales, surge el debate sobre si es posible garantizar el agua constitucionalmente. ¿Qué opinan expertos y expertas? Revísalo en el siguiente reportaje.
Sin embargo, para  alcanzar un nuevo Chile con lineamientos sustentables hay que replantearse la forma actual que se entiende la vida socioeconómica e implementar un modelo de desarrollo con soluciones tecnológicas para la mitigación y la adaptación a los efectos de las mutaciones climáticas, que es lo que busca hacer la plataforma Recicla la Política, creada por académicos y exautoridades relacionadas al tema.
La iniciativa por un lado, busca alcanzar un Pacto Verde social y, por otro, ser partícipe de la discusión constituyente con candidatos a la Convención y la promoción de un decálogo con propuestas que -pretenden- sean consideradas en la redacción de la Carta Fundamental. ¿En qué consisten? Revísalo en esta nota.
Renta básica para todos y todas
Que todos los ciudadanos y ciudadanas, independiente de su situación socioeconómica y laboral, reciban un ingreso básico garantizado por el Estado. Esa es la propuesta que un grupo transversal de profesionales y académicos impulsa para incluir en el debate constitucional y convertirlo en un derecho.
¿En qué consiste el proyecto?  En modificar el numeral 2° del artículo 19, agregándole el siguiente inciso tercero nuevo:
“Toda persona mayor de edad, con independencia de su sexo, orientación sexual, estado civil o condición laboral, tiene derecho a percibir del Estado una transferencia monetaria periódica que le permita asegurar sus condiciones básicas de vida. Este derecho se denominará derecho a una renta básica universal y podrá ser implementado de manera progresiva por el Estado en cuanto a su monto y cobertura”.
Aunque ningún país en el mundo lo ha implementado de forma íntegra, muchos ya han experimentado con programas piloto con buenos resultados, pero poca continuidad debido al alto costo. Aunque muchos dudan de la factibilidad de plasmarlo de forma directa en la Carta Fundamental, la apuesta apunta a abrir el debate y ver cómo, ante la posibilidad de que haya nuevas definiciones del Estado, podría allanarse el camino para implementar el ingreso básico universal como política pública social. Revisa la nota completa en este link.
Fuerzas Armadas y Derechos Humanos
Un adolescente encapuchado cae de un puente al río Mapocho tras ser empujado por un carabinero. Fue una imagen que recorrió el mundo y nuevamente abrió la discusión sobre las violaciones a los derechos humanos en Chile, ratificadas por distintos informes internacionales luego del estallido social de octubre de 2019.
¿Cómo debiera abordarse el tema en el debate constitucional? En este artículo, dos expertos plantean distintas vías que incluyen una comisión de verdad y reparación y una apertura al control democrático de Fuerzas Armadas y de Orden.
Y también sobre los cuerpos uniformados surge otra pregunta: ¿se debe cambiar el rol de estas instituciones en el país? Fue lo que se intentó responder en uno de los capítulos del el ciclo de conversaciones La República Democrática, organizado por el medio electrónico El Mostrador y la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. La Constitución actual promulgada en 1980 dejó un capítulo completo para las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, otorgándole una importancia constitucional que nunca antes habían tenido en Chile.
Ahora, expertos y expertas se cuestionan si deberían entrar en la propuesta constitucional o bien, regular su funcionamiento y atribuciones a través de una ley. Hay diferentes posturas sobre cuáles son aquellas normas que deben ser eliminadas o cambiadas pero todos coinciden en una misma idea: deben seguir siendo un cuerpo no deliberante, jerarquizado y obediente. Revisa sus opiniones aquí.
Proteger los neuroderechos
En primer lugar, ¿qué es un neuroderecho? Se espera que dentro de pocos años, las máquinas tengan acceso a nuestros pensamientos, emociones, memoria e incluso imaginación, por lo que científicos han levantado la idea de proteger la actividad cerebral y privacidad mental consagrándose como un derecho y Chile podría ser el primer país del mundo en concretarlo.
El proyecto de ley fue ingresado a comienzos de octubre, patrocinado por el senador Guido Girardi, quien ha trabajado codo a codo junto al neuobiólogo español, Rafael Yuste, exponente de la temática, incluso llevándolo a exponer ante las Naciones Unidas.
Revisa más sobre los neuroderechos en el siguiente link.
Animales en la Constitución
La posibilidad de redactar una nueva Carta Fundamental que también incluya a los animales ha despertado interés en una serie de agrupaciones animalistas que buscan resguardar su protección y cuidado a nivel constitucional.
Actualmente, el resguardo que asegura la legislación actual se limita a ciertos tipos de especies o bien, depende de otras condiciones como la interacción con el humano o el medioambiente. Es por esto que desde la Fundación Derecho y Defensa Animal lanzaron una campaña con propuestas sobre cómo incluir en el debate la protección de los animales, materia que decenas de otros países en el mundo ya han constitucionalizado. Revisa aquí el detalle.

Inclusión de grupos históricamente marginados

Pueblos originarios en la Constitución: una deuda pendiente
Ha sido una de las temáticas más discutidas en el último tiempo. En la Constitución actual no hay ningún solo párrafo, numeral o artículo que haga referencia a los pueblos originarios, ya sea su reconocimiento, derechos asociados a su cultura o forma de organización.
Si bien hay acuerdos internacionales que velan por ellos, la Carta Fundamental no incluye nada respecto de quienes hoy conforman más del 10% de la población del país. Ahora, la eventual elaboración de un nuevo texto constitucional abre la oportunidad a materializar su historia en un documento que siempre los ha pasado por alto.
¿Qué opinan los pueblos indígenas de la posibilidad de participar en la Convención Constitucional, luego que se aprobara el proyecto sobre escaños reservados? Revísalo en el reportaje “Las batallas constituyentes de los pueblos originarios”.
Escribir una Constitución con perspectiva de género
¿Sabías que recién en 1999 se sumaron a las mujeres en la Constitución, cambiando la palabra “hombres” por “personas”? ¿Que el 89% de las mujeres considera que son discriminadas en los distintos aspectos de su vida? Y, ¿que las mujeres ganan en promedio un 27% menos que los hombres, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)?
Son datos que pueden resultar impactantes, y que la elección de una Convención Constitucional conformada en partes iguales entre hombres y mujeres se transforma en un logro nacional y mundial es para la participación y representatividad de un grupo que históricamente se ha mantenido en segundo plano en la toma de decisiones.
Sin embargo, que se escriba una nueva Constitución es una oportunidad mucho más amplia. Un nuevo texto fundamental puede establecer criterios que apunten a favor de la paridad social, tener una consideración más profunda de los derechos sexuales y reproductivos, establecer medidas concretas contra la violencia de género y promover lo que el movimiento feminista tiene como uno de sus objetivos principales: la igualdad sustantiva entre los géneros. Revisa las temáticas en profundidad en el siguiente reportaje. 
Visibilizar las necesidades de las personas con discapacidad
“La discapacidad debe ser posicionada como un tema político, ya que la inclusión total y plena de estas personas en la sociedad, genera un enriquecimiento positivo en la manera de ejercer y comprender los procesos electorales, legislativos y constitucionales. El proceso constituyente se instala como una oportunidad histórica para que la redacción de un nuevo documento, de verdad signifique no sólo el reconocimiento de las personas con discapacidad (PcD), sino también su integración e inclusión coherente en el país que se espera construir”.
Fueron algunas de las palabras incluidas en la carta que más de 140 representantes de organizaciones relacionadas a la inclusión y discapacidad enviaron senadores y senadoras a mediados de año para buscan presionar sobre la aprobación del proyecto que buscaba establecer una cuota de un 10% de las candidaturas en listas para personas en situación de discapacidad.
Si bien solo se logró un 5%, lo celebraron como un triunfo, siendo primera vez que se considera un cupo obligatorio para ellos, a pesar de ser el 16,7% de la población del país. ¿Qué documentos internacionales obligan al país a garantizar los derechos de las personas en situación de discapacidad y qué expectativas hay de su real inclusión en el debate constituyente? Revísalo en esta nota.