Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

El Servel ya definió cuál será el monto límite a gastar para los 22 partidos, ocho parlamentarios independientes y 112 organizaciones civiles registrados para hacer campaña para el plebiscito. En total, el máximo que podrán destinar a propaganda es de unos $35.937 millones. Pero no en partes iguales. De ese pozo, un tercio va para el Apruebo, otro para la opción de la Convención Constitucional y el resto se reparte entre el Rechazo y el órgano constituyente mixto. Contexto Factual elaboró un mapa de redes para comprender cómo las fuerzas oficiales de campaña se aglutinan y ponen sus fichas según las distintas opciones que estarán en las papeletas.

Las reglas se establecieron con una de las últimas reformas hechas a la Constitución: el gasto para hacer campañas previo al plebiscito del 25 de octubre tendrá límites. Eso corre para los 22 partidos políticos, los ocho parlamentarios independientes y las 112 organizaciones civiles que se registraron ante el Servicio Electoral (Servel) para poder recibir aportes y realizar propaganda por una o más de las opciones que estarán en las papeletas: Apruebo o Rechazo, y Convención Constitucional (CC) o Convención Mixta Constitucional (CMC).
A partir de esas reglas, el miércoles 2 de septiembre, el Consejo Directivo del Servel se reunió para definir el límite a gastar para cada uno, según los criterios definidos. Para comandos y partidos, el máximo es de 0,005 UF por cada elector habilitado para votar, aunque el total particular se calcula en proporción a los sufragios obtenidos en la elección parlamentaria de 2017. Si no participaron en ese proceso, se les equiparará al cálculo del partido que obtuvo menos votación. Y si van a hacer campaña por más de una opción, el límite se repartirá según la cantidad de parlamentarios de sus filas que adhieran a cada una.
Para parlamentarios independientes, el límite será el mismo que el del partido con menos gasto aprobado, y para las organizaciones civiles, el máximo es de 0,0003 UF por votante habilitado en el padrón electoral.
De esa forma, en conjunto, quienes voten por el Apruebo podrán gastar más de $11.856 millones, un 74% más que el límite total para los que van por el Rechazo, cuyo monto a gastar permitido alcanza unos $6.811 millones.
La disparidad tiene que ver con cómo se han posicionado las fuerzas para apoyar uno u otro bando. Ocho de cada 10 partidos registrados apoyan la creación de una nueva Carta Fundamental. También entre las organizaciones civiles la mayoría se inclina por el Apruebo: el 67,5% va por esa opción. Y de los ocho parlamentarios independientes que podrán hacer campaña, ninguno apuesta por el Rechazo.
La inclinación de la balanza es similar respecto al tipo de órgano que redactaría un nuevo texto constitucional. Los $11.474 millones establecidos como límite para quienes apoyan la CC se reparte entre 21 partidos políticos, 75 organizaciones de la sociedad civil y los ocho parlamentarios independendientes registrados: los senadores Alejandro Guillier y Carlos Bianchi, y los diputados Karim Bianchi (hijo del senador), Marcelo Díaz, Patricio Rozas, Pepe Auth, Renato Garín y Tomas Hirsch.
Por su parte, para promover la CMC el gasto máximo es de $5.795 millones (un 50% menos que la CC), que se prorratea entre apenas cuatro partidos políticos y 29 organizaciones civiles.
A partir de los datos oficiales, Contexto Factual elaboró un mapa de redes para comprender cómo cada partido, organización civil y parlamentario registrado ante el Servel se vincula con cada opción frente al plebiscito. Puede revisarlo a continuación:

Por Juan Pablo Figueroa
Fecha 08 Sep 2020