Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

La Red para la Participación, a partir de un proceso abierto y convocante, propuso crear un sistema de participación ciudadana que realmente involucre a los territorios en el proceso constituyente. Este trabajo, que viene articulando a más de 80 organizaciones y personas naturales desde el estallido social, ha sido pionero en esta coordinación que está conformada entre otras, por ABOFEM, Ciudadanía Inteligente, Espacio Público, Ahora Nos Toca Participar, Techo Chile y Fundación para la Superación de la Pobreza.

Danae Mlynarz, junto a Nicole Romo, son las nuevas coordinadoras de la Red para la Participación que hoy son parte de la propuesta de “Mínimos para garantizar la participación e incidencia ciudadana en la Convención Constitucional”, un documento que sintetizó los esfuerzos que ha hecho la red y otras organizaciones para que el proceso constituyente no deje fuera a la gran mayoría de las y los chilenos que viene exigiendo más democracia y transparencia desde el estallido social en octubre del 2019.  

 “En ese proceso histórico parte la Red para la Participación, de la que soy parte desde noviembre del 2019. En esa época lo hacía como persona natural, pero ahora como parte de la ONG Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural. Desde ese momento nos establecimos por la necesidad de empezar a vincularnos con otros que tenían la misma inquietud y ver de qué forma podíamos tener un compromiso para la participación para este nuevo proceso histórico”, nos cuenta Danae Mlynarz. 

Con ese ímpetu empezaron a trabajar, hasta que lograron articularse en un encuentro que contó con la participación de más de 100 personas, para generar un compromiso para la participación a la que suscribieran quienes en ese entonces solo eran candidatos y candidatas a la Convención Constitucional. “Ahí nos dimos cuenta de la gran diversidad de personas que podía estar en el órgano redactor, que luego terminaron ser electos y electas para escribir la nueva Constitución”, cuenta Danae. 

Este compromiso, en el que trabajaron en alianza con la iniciativa “Ahora nos Toca Participar” fue el inicio de este documento de mínimos que busca aportar al proceso constituyente, especialmente ahora que ya existen comisiones encargadas de velar por la participación ciudadana. 

“Para que esto funcione bien tiene que haber un sistema, que establezca distintas formas de participación, pensando en quienes siempre han participado y también en quienes no lo han hecho nunca. Por eso este trabajo debe ser coordinado con distintas actorías, entre las que pueden aportar al conocimiento y formación como es el caso de universidades, medios de comunicación, entre otros”, explica Mlynarz. Y agrega: “para que la participación sea un esfuerzo institucional de la convención, debe estar en el Reglamento. Y también se debe contar con personas que hagan el trabajo de sistematizar toda la información, para que no nos pase como procesos anteriores donde se generan estos espacios, pero nadie se encarga de ordenar esa información”. 

En las próximas semanas, junto a la iniciativa “Ahora nos Toca Participar”, presentarán una serie de diálogos que hicieron en todo el país, con foco en grupos de especial protección, para que puedan participar en este proceso de forma activa. 

Estos son los 8 mínimos que propone la la red para la Convención Constitucional: 

 

Para más información revisa la redparalaparticipacion.cl.