Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Esto se traduce en seis nuevos artículos en el borrador de nueva Constitución. En tanto 14 artículos completos volverán a la Comisión –incluyendo protección contra usos indebidos de los conocimientos y la tecnología, derecho a la seguridad informática y derecho a las memorias– y cinco quedan definitivamente fuera de la discusión.

La tarde de este martes no hubo muchas luces verdes en la Convención Constitucional. Solo tres de 24 artículos se aprobaron completamente, a los cuales se suman otros tres que se aprobaron de forma parcial.

Los que se aprobaron en su totalidad fueron Rol del Estado en el patrimonio cultural indígena, Deber del Estado sobre preservación de la memoria y Difusión y educación sobre patrimonios.

En tanto las que se aprobaron de forma parcial fueron Derecho a participar y beneficiarse de los conocimientos, Derecho a la Protección de Datos Personales y  Patrimonios naturales y culturales.

El detalle a continuación:

Lo que vuelve a Sistemas de Conocimiento

Una de las normas que deberá volver a la Comisión es la titulada “Deberes del Estado”, que versa sobre el reconocimiento de los sistemas de conocimiento, la fundamentalidad de la comunicación de estos sistemas y la consideración de las “mejores evidencias científicas”.

También vuelve Límites al derecho a los conocimientos y la libertad de investigación, Protección contra usos indebidos de los conocimientos y la tecnología, Derecho a beneficiarse de los intereses morales y materiales –que incluye derecho material de autores o intérpretes–, Reconocimiento del aporte de las culturas, artes y patrimonios y Derecho a la seguridad informática.

Asimismo, se deberá reevaluar el planteamiento Derecho al Acceso Abierto a la Información Pública, que determinaba el acceso abierto y uso gratuito a la información que esté en poder del Estado, de sus empresas y la producida por instituciones privadas en el ejercicio de una función pública.

En la misma lista entran Reconocimiento de la memoria y Derecho de las memorias, última norma que señalaba que “toda persona, individual y colectivamente, tiene el derecho a las memorias personal, familiar, ancestral y comunitaria, cuya regulación estará reservada para la ley”.

Finalmente, deberán ser revisadas Patrimonio y propiedad intelectual indígena, Derecho de acceso a los patrimonios, Patrimonio inmaterial lingüístico, Protección del patrimonio biocultural y algunos incisos sobre reconocimiento de la artesanía. 

Lo que queda definitivamente fuera

Una de las primeras normas en quedar fuera fue la Libertad de investigación, que comprendía  la protección de la indebida influencia del juicio independiente, el cuestionamiento libre y abierto de la ética de los proyectos y el retiro por razones de conciencia de quienes desarrollan labores de investigación.

Esto produjo molestias entre algunos constituyentes, como la científica Cristina Dorador, quien señaló su disconformidad a través de redes sociales.

Dentro de la protección de datos quedó fuera que ninguna persona podrá ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado de datos y que los pueblos y naciones indígenas preexistentes tienen derecho al control, acceso y posesión de los datos que proceden de ellos y que se refieren a sus miembros, sistemas de conocimientos, costumbres, territorios, entre otros.

Además, se descartó la Reutilización de la información pública, Modernización del Estado sobre servicios digitales y alternativas, protección del patrimonio paleontológico y arqueológico, reconocimiento del Tesoro Humano Vivo y un inciso sobre artesanía, que señalaba que “el Estado reconoce la artesanía como patrimonio cultural inmaterial, su función social y el aporte al desarrollo productivo del país”.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 06 Abr 2022
Palabras clave