Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Las reglas base para el funcionamiento de la Convención ya han sido propuestas. La delimitación de principios, el funcionamiento y atribuciones de las comisiones, el cronograma del debate constitucional y la redacción de las normas, son algunas de las definiciones que determinó la instancia provisoria de Reglamento. ¿Cuál es el detalle que deberá votar el Pleno? Revísalo a continuación. 

Es la Comisión encargada de reunir todas las propuestas y revisar su coherencia y armonización. Decidieron que habrían cuatro reglamentos: uno de Ética, uno de Participación Popular, uno de Participación y Consulta Indígena y otro que agrupara el resto de las normas relacionadas a Derechos Humanos, Comunicaciones, Descentralización y Presupuesto.

Pero esta no es su única tarea.

La Comisión provisoria de Reglamento también tuvo que entregar sus propuestas de normas básicas para el funcionamiento de la Convención Constitucional, realizadas por sus subcomisiones (ver nota) y que se suman al documento final.

La propuesta inicial ya pasó por una primera revisión que contó con 507 indicaciones que se tradujeron en algunos cambios. ¿Qué presentarán ante el pleno? Te lo contamos a continuación.

Principios y normas generales

Tal como en la propuesta original, se detallan la naturaleza y finalidad de la Convención junto a los objetos del reglamento.

Asimismo, enlista 24 principios rectores para las normas: Preeminencia de Derechos Humanos; Igualdad y prohibición de discriminación; Enfoque de género y perspectiva feminista; Plurinacionalidad; Interculturalidad; Descentralización; Equidad Territorial; Plurilingüismo e igualdad lingüística; Participación popular incidente; Participación incidente de Pueblos Indígenas y Consulta Indígena; Probidad y ética; Enfoque de cuidados; Protección del medioambiente; Eficacia; Coherencia; Enfoque de niñez y adolescencia; Inclusión; Enfoque de culturas, patrimonio y arte; Publicidad y transparencia; Economía y cuidado de los recursos públicos; Interpretación propersona; Pluralismo; Tolerancia; y Deliberación informada.

Junto a ello determina temáticas como los plazos, formas de sesionar, uso de la palabra –en donde la intervención tendrá espacios determinados para colectivos––, derecho a réplica, entre otros.

Respecto a las votaciones, determinan que los quórums serán –a menos que se especifique lo contrario– sobre los presentes y votantes. La abstención no será considerada un voto. 

Asimismo, se establece que quienes se vean afectados patrimonialmente en una temática –y personas relacionadas hasta en cuarto grado de consanguinidad–, no podrán votar en ella; lo que deberá ser advertido por el constituyente antes de la votación. De no hacerlo, se considerará una grave falta y se remitirá a la Comisión de Ética (ver nota).

Estatuto de las y los convencionales constituyentes

Se delimitan 14 deberes de los constituyentes dentro de los que se incluyen asistir a las sesiones, dedicarse de forma exclusiva al trabajo constitucional –con excepción de labores académicas–, abstenerse de recibir pagos de intereses particulares, entre otros.

También se definen 9 derechos, como participar con voz y voto, ser electos como integrantes de la Mesa Directiva, acreditar asesores y personal de apoyo, presentar iniciativas, entre otros.

Junto a ello se establece un fuero en el cargo –idéntico al parlamentario–, inhabilidades para el cargo, siete motivos para la cesación del cargo y el procedimiento en caso de vacancia. Además, determina  reglas generales como jornada de trabajo y ausencias.

Estructura orgánica

La Comisión de Reglamento determinó la estructura, funciones y atribuciones de los siguientes órganos internos de la Convención: el Pleno, la Mesa Directiva, la Presidencia y Vicepresidencias, Secretaría Administrativa y Secretaría Técnica.

Asimismo, determinó la creación de siete comisiones temáticas, los temas mínimos que deberá abordar, su integración y patrocinios, funcionamiento y coordinaciones

  1. Comisión sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral.
  2. Comisión sobre Principios Constitucionales, Democracia, Nacionalidad y Ciudadanía.
  3. Comisión sobre Forma Jurídica del Estado, Equidad Territorial, Descentralización y Organización Fiscal, Política y Administrativa.
  4. Comisión sobre Derechos Fundamentales.
  5. Comisión sobre Medio Ambiente, Derechos de la Naturaleza, Bienes Naturales Comunes y Modelo Económico.
  6. Comisión sobre Sistemas de Justicia, Órganos Autónomos de Control y Reforma Constitucional.
  7. Comisión sobre Sistemas de Conocimiento, Ciencia y Tecnología, Cultura, Arte y Patrimonio.

Además, establece que en caso de ser necesario se podrán crear subcomisiones por un determinado plazo y también la creación de una o más comisiones especiales que toquen una materia o tarea específica.

Por último, el título de estructura orgánica determina la constitución de la Comisión de Armonización, que se reunirá una vez presentado el proyecto de nueva Constitución. Estará integrada por 33 constituyentes –siete de escaños reservados– y será la encargada de velar por la concordancia y coherencia de normas constitucionales; informar sobre posibles incongruencias y sugerir soluciones a ellas; entregar la propuesta definitiva, entre otros. 

Iniciativa, debate, tramitación y votación de las normas constitucionales

Una vez aprobado el Reglamento y se realice la primera semana territorial, se iniciará el debate constitucional. Este tendrá discursos de apertura y se podrán presentar las iniciativas constituyentes, provenientes de convencionales, la sociedad civil, pueblos originarios y pueblo tribal afrodescendiente. 

La Mesa Directiva establecerá un plazo para presentar las iniciativas –no menor a 30 días–, además de revisar la admisibilidad de las propuestas. Luego, las sistematizará y agrupará por temas. Las que sean declaradas inadmisibles tendrán opción de ser impugnadas y se votará en el Pleno sobre el asunto.

Con la selección de iniciativas, las comisiones permanentes deberán analizarlas, presentar indicaciones y votarlas –todo esto junto a las propias normativas internas de cada instancia–. Así, comenzará la elaboración de propuestas de normas constitucionales.

Una vez terminada la discusión y debate sobre ellas, se procederán a votar tanto las propuestas de normas como las indicaciones aprobadas que deberán ser aprobadas por mayoría simple de la Comisión. Una vez aprobadas, no se podrá reabrir el debate a menos que se llegue a un acuerdo.

Las normas serán comunicadas al Pleno mediante un informe que debe contener antecedentes, las personas que propusieron, síntesis del debate, resultados de votaciones, texto de propuesta en forma de articulado y una valoración de la participación popular y los motivos para aprobar o rechazar las sugerencias.

Los informes serán leídos en el Pleno y votados en general. Si se rechazan, volverán a la comisión de origen, que tendrá 15 días para realizar un informe de reemplazo a presentar en la plenaria. Si se vuelve a rechazar, la iniciativa será desechada.

Desde ahí se procederá al debate de los que sean aprobados y posteriormente se votarán norma por norma. Las indicaciones que fueron rechazadas en la comisiones respectivas podrán responderse con la firma de al menos 16 constituyentes.

Cada norma deberá obtener el voto favorable de al menos ⅔ de los convencionales en ejercicio. Si se quisiera aprobar nuevas redacciones o rectificaciones a normas ya aprobadas, también deberán cumplir con ese quórum. Si una propuesta no alcanza el quórum, pero tuviese voto favorable de la mayoría de los constituyentes, volverá a la comisión respectiva que formulará indicaciones y se procederá a un nuevo debate.

Una vez finalizado el debate, se votará. Si no tiene dos tercios de quórum, se entenderá por rechazada.

Cuando ya se hayan tramitado todas las normas, la Presidencia deberá proponer cerrar el debate constitucional. De aprobarse, se deberá consolidar el texto y cinco días después presentar el proyecto de Constitución.

Será ese proyecto el que revise la Comisión de Armonización. Una vez que ésta presente su informe con indicaciones, habrá un plazo adicional para que los constituyentes que no forman parte de la Comisión presenten enmiendas adicionales, sólo sobre calidad técnica y coherencia del texto, patrocinadas por al menos 16 convencionales.

Vencido el plazo, se procederá a votarlas en el Pleno, se corregirá el texto final y la propuesta de Constitución quedará lista para ser publicada y despachada para ser sometida a plebiscito nacional.

La Convención Constitucional se entenderá disuelta una vez que se entregue públicamente la propuesta, en una ceremonia que deberá convocar la Mesa Directiva.

Revisa la propuesta completa de la Comisión de Reglamento en el siguiente link.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 06 Sep 2021
Palabras clave