Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Después de concretarse una de las votaciones más importantes de los últimos 30 años en Chile, la ciudadanía decidió que sí hay que cambiar la actual Constitución y que la misión de redactar una nueva recaerá en una Convención integrada por miembros 100% electos en las urnas ¿Qué viene ahora? A grandes rasgos, se deberán presentar las listas con las candidaturas a convencionales constituyentes, que serán electos el 11 de abril de 2021. Ellos serán quienes dedicarán los nueve meses siguientes a su posesión del cargo a discutir y escribir un borrador de Carta Magna, que deberá ser acordado por ⅔ de los convencionales y que durante 2022, antes de implementarse, será sometido a votación popular. Paso a paso, revisa a continuación los detalles del proceso que se abrió con el triunfo del Apruebo.

El proceso previo al plebiscito estuvo marcado por la incertidumbre. Primero, estaba todo listo para realizarse el 26 de abril, pero no, no sucedería. Llegó el Covid-19 a Chile y días después se decretó una pandemia global. Vino el confinamiento. Todo quedaba en suspenso: los estudios, los trabajos, el comercio, la entretención, la votación para una nueva Constitución… Se decidió entonces postergarlo unos meses, hasta el domingo que acaba de pasar, el del 25 de octubre de 2020. Pasaba el tiempo y los contagios aumentaban, también las muertes por coronavirus. ¿Se realizaría el plebiscito?
Durante meses, las autoridades evitaron referirse al tema. Que no era el momento, que había otras prioridades, decían. Su realización se mantuvo en suspenso hasta pocas semanas antes de la fecha, pero finalmente el plan prosiguió y, finalmente, la ciudadanía decidió por mayoría que se deberá escribir una nueva Carta Fundamental para dejar atrás la que ha regido al país por los últimos 40 años, concebida bajo la dictadura de Augusto Pinochet.
Sin embargo, ese fue apenas el primer paso. Ahora comienza un proceso de al menos 16 meses hasta que se termine de redactar la nueva Constitución y los ciudadanos y ciudadanas deban acudir nuevamente a las urnas para manifestar su opinión frente a ese texto. Una vez más, dos opciones: aprobar o rechazar.  ¿Qué es lo que viene ahora que ganó el Apruebo? Todo está detallado en el Capítulo XV de la Constitución vigente y te lo contamos a continuación.

Elección de la Convención

Dentro de los próximos cinco días, el Presidente Sebastián Piñera deberá convocar a la elección de los miembros de la Convención Constitucional, votación que se llevará a cabo el 11 de abril de 2021.
Para esto, los partidos y organizaciones independientes deberán presentar sus candidaturas ante el Servicio Electoral, que las revisará y declarará admisibles o inadmisibles. ¿Quiénes pueden postularse y bajo qué mecanismos? Puedes revisar los requisitos y condiciones para ser convencional constituyente aquí.
Una vez culminado aquel proceso, comenzará la campaña que se regirá de la misma forma que en una elección de diputados.

Luego, llegada la fecha de la elección, cada distrito tendrá que elegir a sus representantes mediante votación popular. Se elegirán según el sistema proporcional y reglas de paridad de género, es decir, ninguno de los dos sexos podrá superar la mitad más uno de los integrantes de la convención.

Una vez concluida la votación, habrá 30 días para que termine el proceso de calificación de los constituyentes, es decir, la tramitación que ratifica su elección. Después de eso, el Presidente Piñera tendrá tres días para convocar, mediante decreto supremo exento, a la primera sesión de instalación de la Convención, que deberá ocurrir no más de 15 días después de la publicación del decreto. Esto significa que, a más tardar, el 29 de mayo de 2021, la Convención tendrá su primera sesión.

Comenzar a escribir la nueva Carta Magna

En la primera sesión de la Convención electa, se deberá elegir a un presidente y a un vicepresidente por mayoría absoluta de sus miembros en ejercicio, además de constituir una secretaría técnica, la que será conformada por personas de comprobada idoneidad académica o profesional.

Una vez hecho eso, deberá aprobar las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quórum de dos tercios de todos sus integrantes. Estas reglas determinarán cómo será el método de trabajo: si habrá comisiones, cuáles serán los montos de las asignaciones y cuáles serán los plazos internos de entrega de documentos, entre otros.

Es importante destacar que hay cuatro aspectos que los convencionales no podrán alterar en un nuevo texto constitucional: el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.

Una vez que comience su redacción, la Convención tendrá nueve meses para entregar el borrador final, con el acuerdo de -nuevamente- los ⅔ de sus miembros. En caso que necesiten más tiempo, se les dará tres meses más, pero solo una vez. Esto significa que entre fines de marzo de 2022 y fines de mayo del mismo año, la propuesta de nueva Constitución deberá estar lista para someterse a una nueva consulta ciudadana.

Plebiscito de salida

Una vez entregado el borrador, será nuevamente el turno de la ciudadanía de aprobar o rechazar la propuesta. Para esto, el Presidente o Presidenta que esté de turno -en marzo de 2022 asumirá una nueva persona en La Moneda- deberá convocar al plebiscito de salida a lo más tres días después de que se le entregue el documento.
A diferencia del plebiscito de entrada, que fue voluntario, aquella votación será obligatoria para toda persona que cumpla con los requisitos de ciudadanía: tener más de 18 años y no haber sido condenado a pena aflictiva. En caso de no sufragar, será sancionado con una multa a beneficio municipal de 0,5 a 3 UTM, es decir entre 25 mil y 150 mil pesos.
El plebiscito deberá realizarse 60 días después de la publicación de la convocatoria en el Diario Oficial. Si esta fecha coincidiera con la realización de otra elección 60 días antes o después, se retrasará hasta el domingo siguiente. En caso de caer en enero o febrero, se aplazará hasta marzo.
Una vez definida la fecha, el voto tendrá una pregunta única:
  1. ¿Aprueba usted el texto de Nueva Constitución propuesto por la Convención Mixta Constitucional/Convención Constitucional?”
  • Apruebo 
  • Rechazo
Si se rechaza, se mantiene la Constitución actual.
Si se aprueba, cinco días después de la ratificación de los resultados, el mandatario o mandataria que ejerza la presidencia de la República deberá convocar al Congreso Pleno para que se promulgue y se jure o prometa respetar y acatar la nueva Constitución Política de la República.
El texto será publicado en el Diario Oficial dentro de los 10 días siguientes a su promulgación y aquel día entrará en vigencia. A partir de esta fecha, quedará derogada la Carta Fundamental vigente desde 1980 y el nuevo texto deberá imprimirse y repartirse gratuitamente a todos los establecimientos educacionales, públicos o privados; bibliotecas municipales, universidades y órganos del Estado.