Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A través de un video publicado en su cuenta de Instagram, Rodrigo Rojas Vade fue claro: “no aceptaré dinero por los días en que no trabajé sin justificación y tan pronto exista el mecanismo para presentar mi renuncia formal, haré uso del mismo”. Desde diferentes sectores se valoró el gesto, pero insisten en que, por el momento, no hay una fórmula para que el constituyente pueda hacer efectiva una salida voluntaria.

Con un video de 1 minuto y 38 segundos, Rodrigo Rojas Vade reapareció públicamente en redes sociales tras su última intervención, el 9 de septiembre, en donde emitió un comunicado señalando que se enfrentaría a la justicia. Ahora, señaló públicamente su voluntad de renunciar a la Convención Constitucional.

“No aceptaré dinero por los días en que no trabajé sin justificación y tan pronto exista el mecanismo para presentar mi renuncia formal, haré uso del mismo. No trabajaré en la Convención y presentaré mi renuncia, porque la nueva constitución debe reflejar un país digno, donde quienes cometen errores, los reconocen y asumen las consecuencias”, señaló en el video.

Asimismo, el constituyente indicó que no volverá a asistir al órgano redactor ni de forma presencial o remota, independientemente de su estado de salud, debido a que “su rol es demasiado importante como para ser una dificultad en su funcionamiento o resultado”. Junto a ello, indicó que su anhelo es que de todas formas hayan 155 convencionales, es decir, que en caso de concretarse su salida, tenga un reemplazo. 

¿Puede renunciar Rodrigo Rojas Vade? Por el momento, no.

Los constituyentes se rigen legalmente por las mismas condiciones que los parlamentarios, tal como señala el artículo 134 de la Constitución. Según el artículo 60 de la Carta Magna vigente, hay seis causales que determinan que la autoridad debe cesar en el cargo: salir del país por 30 días sin dar aviso, firmar contratos con el Estado, actuar como abogados en juicios, incitar la alteración del orden público, infringir normas sobre transparencia, límites y control del gasto electoral, o pierda algún requisito general de elegibilidad o presente causales de inhabilidad.

Además, solo hay causal una para renunciar: “cuando les afecte una enfermedad grave que les impida desempeñarlos y así lo califique el Tribunal Constitucional”.

Según aquellas condiciones, Rojas Vade estaría inhabilitado para renunciar.

¿Hay posibilidades de canalizar su renuncia?

La bancada de Renovación Nacional de la Cámara de Diputadas y Diputados presentó un proyecto de reforma constitucional que buscaría permitir la renuncia por “motivos personales” hasta marzo de 2022 (ver nota). Mediante esta u otra reforma constitucional que legisle al respecto, se podría materializar la salida voluntaria de Rojas Vade.

Otra alternativa sería que se acredite que la enfermedad que tiene hoy en día el constituyente sería lo suficientemente grave para impedirle desempeñar su cargo.

Según la legislación actual, esta decisión la debe ratifica el Tribunal Calificación, mientras que la propuesta de Reglamento indica que y así debe calificarlo el Pleno.

Desde Independientes No Neutrales, el Frente Amplio y el Colectivo socialista ingresaron una indicación al artículo 28 de la propuesta de Reglamento –que rige la cesación del cargo de constituyente– para que aquella calificación sea por ¾ de los integrantes de la Convención.

Si llegara a ocurrir, ¿qué pasa con su cupo?

La propuesta de Reglamento incluye que en caso de presentarse vacancia de una persona que ingresó en una lista independiente, será reemplazada por “por la persona del mismo género que haya obtenido la siguiente más alta mayoría de la misma lista”. Según los resultados publicados por el Servicio Electoral, esa persona sería el auditor Andrés Cuevas. Sin embargo, la ley actual indica que las personas electas como independientes no tienen reemplazo.

Lo que dicen en la Convención Constitucional

Tras el anuncio rápidamente se comenzaron a manifestar distintos constituyentes. Quienes lo hicieron de forma casi inmediata, fueron algunos representantes de Vamos por Chile.

Algunos como Pablo Toloza señalaron que es más bien una renuncia simbólica ya que no hay mecanismo legal para que se efectúe. Junto a ello se solicitó que si Rojas Vade deja de asistir, que no haya un reemplazo: “Esta renuncia no puede ser con letra chica. Intentar reemplazar a Rojas Vade por alguien de su lista es perpetuar el fraude electoral que se cometió”, indicó Eduardo Cretton.

Otros conglomerados, como el Colectivo Socialista, también se pronunciaron, valorando el anuncio:

En tanto Pedro Muñoz, vicepresidente de la Convención Constitucional señaló que el anuncio de Vade debe hacerse oficial mediante una carta a la Mesa Directiva y no solamente un gesto a través de redes sociales.

La Convención buscará a través de las reglas existentes o que están por crearse en el Reglamento los mecanismos para materializar esta decisión y ver todas las consecuencias jurídicas que acarrea una renuncia presentada formalmente ante la Convención Constitucional. Los temas administrativos, los temas financieros, tendrán que evaluarse”, indicó Muñoz.

“Creo que es positivo para la Convención Constitucional, es sano para la Convención y es sano para él”, agregó el constituyente por el distrito 24.

Desde el Colectivo del Apruebo, Fuad Chahín indicó que “la presencia o permanencia de Rodrigo Rojas Vade generaba un efecto de contaminación dentro de la Convención que era importante resolver. Pero tenemos que ser capaces de sortear algunas barreras jurídicas o constitucionales que hoy día impiden que ese deseo de renuncia se pueda materializar”.

La visión del exconglomerado de Rojas Vade

Quien también se refirió al respecto fue el constituyente de Pueblo Constituyente, Manuel Woldarsky: “Debemos contar con la sabiduría y la serenidad para enfrentar hechos no previstos y proponer acuerdos que permitan solucionarlos, con el interés del país por encima y por delante de todo”.

Woldarsky agregó que “la situación de Rodrigo nos golpeó como país, no solo a los que venimos de su colectivo, sino que nos ha golpeado a todas y a todos por igual. Creo que nos permite ser más sinceros y proponer soluciones para dificultades que no pensábamos que iban a ocurrir”. 

Camila Zárate, también del conglomerado indicó que “la renuncia es legítima y comprensible. Es un gesto, como él lo dice, de cuidar la Convención, que es tarea de todos, todas y todes (sic), porque demuestra que los errores tienen consecuencias en esta nueva forma de hacer política, que queremos construir desde la transparencia y la probidad”.

En tanto Cristóbal Andrade, único constituyente de la Lista del Pueblo y quien trabaja con Pueblo Constituyente, señaló que lo dicho por Rojas Vade “le hace bien a él como también a la Convención Constitucional. Es súper importante también que el poder constituido, en este caso el Congreso, haga una reforma constitucional en la cual los independientes tengan reemplazo y el tema de la paridad se siga dando”. 

Ante la solicitud realizada a Pueblo Constituyente para pronunciarse en conjunto sobre el anuncio, el grupo indicó que no harían declaraciones. Asimismo y de forma individual, Elsa Labraña, Marco Arellano y Francisco Caamaño indicaron que no se referirán al tema.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 21 Sep 2021
Palabras clave