Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Primero fue dividir las votaciones de abril en dos días para evitar aglomeraciones en los centros de votación, pero hoy, con alrededor de cinco mil casos nuevos cada día y el sistema hospitalario a tope, el debate sobre si las elecciones deben aplazarse se tomó la agenda. 

A menos de un mes de las elecciones de alcaldes, gobernadores regionales y convencionales constituyentes, Chile atraviesa una de las peores olas de Covid-19 desde el inicio de la pandemia y el Colegio Médico advierte el comienzo de las semanas más críticas.

El 24 de abril del 2020, la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó, por unanimidad, la reforma constitucional que aplazaba la fecha del plebiscito -que debía llevarse a cabo el 26 de abril- hasta el 25 de octubre. En ese momento, el país registraba alrededor de 100 casos nuevos cada día y se proyectaba el peak de la pandemia para finales de abril, sin embargo, esto no llegó hasta junio del 2020 donde se registró un promedio semanal de 5.659 casos nuevos.

De acuerdo con las últimas cifras entregadas por el ministerio de Salud, los casos en Chile no bajan de los cuatro mil casos, con un promedio semanal de 5.245 casos. A estos datos se suman las declaraciones del subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac, que informó que la ocupación de camas en la Unidad de Cuidado Intensivos (UCI) supera el 90% y con esto “esta semana hemos proyectado que el requerimiento de camas va ir aumentado, y por esta razón generamos un decreto para reconvertir camas. Además, ayer hicimos un comunicado donde se suspenden las cirugías electivas“.

Estas cifras alarmaron a las y los expertos, quienes plantearon que debe aplazarse si no están las condiciones sanitarias para llevar a cabo la votación que será el 10 y 11 de abril. El Colegio Médico (Colmed), a través de su presidenta Izkia Siches el 16 de marzo, propuso “deberían evaluar correr las elecciones en casos extremos. Es decir, si dos semanas previas al desarrollo de las mismas no existen señales de mejoría y el nivel de ocupación de camas críticas en su máxima expansión supera el 95% de ellas. Es decir, un riesgo inminente de no contar con las condiciones para seguir prestando atención en nuestro país. Lo más probable es que frente a ese escenario, estemos en un contexto de confinamiento total”.

Este llamado fue compartido por el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien en conversación con T13 indicó que “si la situación no mejora en forma importante durante esta semana, y se mantiene estable, para qué decir si empeora, yo creo que hay que abrir una conversación muy seria respecto al tema del paquete de elecciones en abril”.

La reforma contra el tiempo

24 días corridos quedan para las elecciones agendadas para el 10 y 11 de abril, sin embargo, hace un año la reforma constitucional que modificó la fecha del plebiscito se aprobó en un tiempo récord de 2 días. De acuerdo con el artículo 127 de la Constitución Política de Chile, “los proyectos de reforma de la Constitución podrán ser iniciados por mensaje del Presidente de la República o por moción de cualquiera de los miembros del Congreso Nacional”.

Así como hace un año, el aplazamiento de las elecciones significa una reforma constitucional. Por lo que un eventual proyecto necesitará quórums de 3/5 en la Cámara de Diputados y Diputadas de Chile -o sea, un 60% de votos aprobatorios-, mientras que en el Senado de la República de Chile requerirá 2/3 de los parlamentarios -lo que significaría un 66,6% de aprobación- como mínimo.

Sin embargo, los ánimos de las y los parlamentarios no son los mismos que hace un año promulgaron por unanimidad el proyecto presentado con apoyo transversal de la oposición a Chile Vamos y el gobierno. De acuerdo con el diputado del Partido Socialista (PS) y miembro de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro, “La próxima elección de municipios, gobernadores y constituyentes es decisiva para el país, la situación pandémica es muy delicada, grave, pero obviamente hoy día los riesgos, por eso se estableció dos días de elección, se han aminorado bastante para el proceso”. Además agregó que “es bueno decir que hoy día es más peligroso entrar a un mall o ir a una feria libre que ir a un local de votación, ya lo vivimos en octubre y por lo tanto esa realidad se debería reproducir también en la elección del día 11 de abril”.

En este punto concuerda el senador del PS y miembro de la Comisión de Salud del Senado, Rabindranath Quinteros, “no es conveniente volver a modificar las fechas, si solo hace pocos días se aprobó realizar la elección en dos días, justamente para adaptarse a la situación que se vive respecto de la pandemia. Además, alterar la fecha de la próxima elección del 10 y el 11 de abril, podría obligar a modificar todo el calendario electoral de este año que culmina en la elección presidencial de noviembre y diciembre”.

De todas formas ninguno de los parlamentarios se cierran a la opción de modificar la fecha si la autoridad sanitaria ingresa un proyecto de reforma constitucional para resguardar la salud de todos los chilenos. Este es el caso del diputado de Renovación Nacional (RN), Andres Celis, quien asegura que “si el Colegio Médico nos propone que hay que postergar por una razón sanitaria, yo me voy a sumar a aquello y voy a aprobar si se envía un proyecto de ley. primero está la salud y después vendrán las elecciones. Pero super claro, si el Consejo Asesor lo valida, junto con el Colegio Médico, mi voto está aprobado”.

A pesar de las propuestas por parte del Colegio Médico, el ministro subrogante del Interior, Baldo Prokurica, estimó como “poco presentable” la modificación de las fechas de votación de alcaldes, gobernadores regionales y convencionales constituyentes. El Ejecutivo pone todo su esfuerzo en que la mayor cantidad de gente llegue vacunada a la fecha de la elección, para la que quedan solo 24 días.

De acuerdo con Siches, del Colmed, “quizás los parlamentarios no han dimensionado que el punto que ha puesto sobre la mesa el Colegio Médico y la Sociedad Chilena de Infectología y Epidemiología fueron criterios extremos, son: el colapso de la red sanitaria, es decir, dos semanas antes del proceso eleccionario, evaluar que el nivel de ocupación de camas supera el 95%”. Esto ya que este es un caso distinto al surgido durante el 2020, cuando fueron los propios parlamentarios quienes, a través de una moción, iniciaron una reforma constitucional sin esperar la iniciativa por parte del Ejecutivo. Hoy, el panorama es distinto y hasta el momento, no hay propuestas sobre la mesa desde el Congreso. Sino más bien, se encuentran a la espera de las decisiones que puedan tomar desde el gobierno para debatir la opción de postergar las elecciones de abril donde se votarán los cargos de alcaldes, gobernadores regionales y constitucionales constituyentes.

Por Magdalena Advis
Fecha 18 Mar 2021