Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Tras meses de silencio, ante la llegada del nuevo Gobierno, la Mesa Directiva anunció que se comunicará con el Ministerio de Justicia, Segpres, la Cámara de Diputados y el Senado para que “tengan a bien impulsar y llevar adelante las reformas constitucionales”. No obstante, los convencionales ven poco viable que la medida funcione y que efectivamente se realice el plebiscito dirimente. ¿Las razones? El tiempo, los costos y una eventual tensión con el proceso. 

Fue el 6 de octubre que con más de ⅔ del voto de los convencionales se aprobó que se pudiese realizar un plebiscito dirimente respecto a las normas que no hubiesen alcanzado el quórum de 103 votos pero sí contaron con ⅗ de ellos, es decir, 91 sufragios (ver nota).

No obstante, para realizar plebiscitos, se debe dictar una reforma constitucional que lo permita y eso no está en manos de la Convención Constitucional.

Pero tras la aprobación de los reglamentos, el funcionamiento de las comisiones temáticas, las votaciones en el Pleno y otros pormenores de la vida constitucional, el eventual plebiscito dirimente dejó de ser tema. 

Hasta el pasado domingo.

“Solicitar a los Presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado; al Ministro Secretario General de la Presidencia, a la Ministra de Justicia y a la Subsecretaría de la Niñez, con copia al Presidente de la República, que tengan a bien impulsar y llevar adelante las reformas constitucionales y legales que permitan implementar los mecanismos de participación (…) particularmente en lo referido a la realización de un plebiscito dirimente”.

Fue parte de la información enviada a los constituyentes en el Acuerdo de la Mesa del 13 de marzo, en donde se da a conocer que volverán oficiarán a los cuerpos del Poder Ejecutivo y Legislativo para obtener respuestas respecto a si se podría tramitar la solicitud.

“La Convención hará todos los esfuerzos necesarios para dar cumplimiento a cada uno de los puntos que están establecidos en el Reglamento, incluida la celebración de un plebiscito dirimente, pero sabemos que la movilización de la institucionalidad del Servel y las leyes no depende de nosotros. Conociendo esa limitación, haremos todos los esfuerzos necesarios”, señaló al respecto el vicepresidente Gaspar Domínguez. Pero no todos lo ven así.

La mirada interna

Si bien fue una solicitud que tomó fuerza al momento de su discusión, ante el avance del trabajo y la constatación de tener los tiempos ajustados para el trabajo, distintos sectores ven con dificultad que se realice el plebiscito.

“Yo creo que cada vez se ve más lejana la posibilidad de un plebiscito dirimente por lo acotado de los tiempo de escritura y hay un plebiscito de salida donde el pueblo soberano se pronunciará a favor o en contra del borrador de nueva Constitución. Ya hay instancias de participación durante el proceso y el más importante es el plebiscito de salida”, señaló el representante del Colectivo Socialista, Pedro Muñoz.

Asimismo, se destaca que la labor tendría que llevarla a cabo el Poder Legislativo. “Veo difícil que el Congreso lo tramite, por la forma en que está integrado, es más conservador, pero es importante que la Convención haga el punto político para insistir que se haga este mecanismo de participación”, enfatizó Cristóbal Andrade miembro de la Comisión de Participación Popular e integrante de la Lista del Pueblo.

Geoconda Navarrete, también de la Comisión de Participación Popular y convencional de Evópoli, señala que “más que cumplir con el Reglamento, lo que se está tratando de hacer es congraciarse con la ciudadanía dando otra instancia de supuesta participación e incorporación en el proceso constituyente. Esto tiene un alto costo, no hay experiencia comparada ni internacional que diga lo efectivo de estas instancias”.

En la misma línea responde el integrante del Colectivo del Apruebo, Felipe Harboe: “Podría significar que lo que discutamos en las comisiones no tenga ningún tipo de validez. ¿Para qué se da todo este debate si después va a decidir la democracia directa?. La instalación de un plebiscito dirimente en medio de un proceso como este, con poco tiempo, creo que puede poner aún más tensión en el proceso en su conjunto”.

Durante la noche de este lunes el Frente Amplio se reunió para conversar los distintos anuncios del acuerdo de la Mesa, por lo que prefirieron no adelantar alguna posible decisión. No obstante, fuera de micrófono, hay constituyentes que adhieren a la idea que el tiempo y los costos no lo permitirían.

https://twitter.com/ContextoFactual/status/1503380167103848458?s=20&t=7WyJ-itvd6NRTYKCqUQ9KA

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 15 Mar 2022
Palabras clave