Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– Durante la mañana del 20 de octubre, los y las constituyentes expusieron sus discursos de apertura del debate constitucional. En este contexto, Tammy Pustilnick, convencional del distrito 20, declaró que: “Más del 97% que ejercemos el cuidado no remunerado en nuestro país somos nosotras las mujeres”

– Lo dicho por la representante de Independientes No Neutrales es VERDADERO.

– De acuerdo a la última Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo (ENUT), publicada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en 2016, un 97,3% de las mujeres realizan trabajo doméstico no remunerado en sus hogares.

– Esta cifra es similar a los números publicados por organizaciones independientes, como la Agrupación Yo Cuido y la Fundación Mamá Terapeuta, que determinó en 2018 que un 97,7% de los cuidadores informales en Chile son mujeres, y la Fundación Sol, que, en un informe de 2020, estableció que la cifra alcanzó un 96,6%.

El pasado 20 de octubre, durante la Sesión Nº32 de la Convención Constitucional, 37 constituyentes tuvieron la oportunidad de dar sus discursos de apertura tras el inicio del debate constitucional. En intervalos de máximo 5 minutos, cada uno pudo presentar sus visiones, ideas, principios y valores que deberían inspirar la redacción de la nueva Carta Magna.

Entre emotivos discursos que, en ciertos casos terminaron en lágrimas y fuertes aplausos, la representante independiente del distrito 20, Tammy Pustilnick declaró en su exposición que: “Más del 97% que ejercemos el cuidado no remunerado en nuestro país somos nosotras las mujeres”.

Lo dicho por la convencional de Independientes no Neutrales es VERDADERO.

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Uso de Tiempo (ENUT), publicada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que contempló a un 85% de la población nacional, un 97,3% de las mujeres realizan trabajo doméstico no remunerado en sus hogares. 

¿Cómo definió trabajo no remunerado esta encuesta? En su glosario, mencionó que es aquel trabajo que no es pagado ni transado por un bien en el mercado. Dentro de este tipo de labor se encuentran las tareas domésticas para el propio hogar, el trabajo de cuidados a integrantes del hogar, y el trabajo no remunerado para otros hogares, para la comunidad y voluntario.

Si bien la ENUT solo se realizó en 2015 y sus resultados fueron dados a conocer en noviembre de 2016, otras investigaciones realizadas por organismos independientes más tarde revelan cifras similares a la nombrada por esta encuesta.

En noviembre de 2018, la Agrupación Yo Cuido y la Fundación Mamá Terapeuta publicaron la Primera Encuesta sobre Cuidadores Informales: La Mirada de quienes cuidan en Chile. En este informe dieron a conocer que un 97,7% de los cuidadores informales en Chile son mujeres.

Más recientemente, la Fundación Sol dio a conocer en su estudio “No es amor, es trabajo no pagado”, publicado en marzo de 2020, que “del total de personas que se encuentran inactivas por tener que realizar quehaceres en el hogar, un 96,6% son mujeres y sólo un 3,4% son hombres”. 

De acuerdo al mismo documento, las cifras -que destacan la reducida participación en el mercado laboral de las mujeres- se deben a que “las mujeres, históricamente vinculadas a las labores domésticas y de cuidado en los hogares, son más propensas a estar “inactivas” en el mundo del trabajo remunerado, por propiciar las labores al interior de los hogares.”

Para ONU-Mujeres, los elementos centrales para detener esta desigualdad en la repartición de tareas domésticas son el reconocimiento, la reducción y la redistribución de la carga de tiempo y trabajo que realizan las mujeres de manera no remunerada. ¿Cómo? A través de estadísticas que midan el aporte económico de las mujeres; políticas públicas y campañas para cambiar los estereotipos relativos al cuidado; el reconocimiento del trabajo doméstico y el cuidado como un bien público; y la inversión de servicios públicos de cuidado de personas dependientes.

Por Antonia Flores
Fecha 21 Oct 2021