Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

La discusión del proyecto que establece escaños reservados para pueblos indígenas está llegando a su fin, y su destino aún es incierto. Luego de su revisión en la comisión mixta -donde si bien se aprobó una propuesta, no hubo acuerdo-, hoy se llevará a cabo la votación en la sala de la Cámara de Diputados y, en caso de ser aprobada, posteriormente en la del Senado. Lo que resulte de esas votaciones es lo que se plasmará -o no- en una reforma constitucional. El escenario que antecede es complejo, pues no hubo conformidad con las indicaciones aprobadas en la comisión, con críticas por desde la oposición e incluso una reserva de constitucionalidad por parte de la senadora oficialista Luz Ebensperger. ¿Qué se votará y cómo quedarán distribuidos los cupos en caso de dar luz verde a la iniciativa tal y como está?

El 17 de diciembre se cumplirá un año desde que ingresó a trámite el proyecto que busca la reserva de escaños a representantes de los pueblos originarios en la integración de la Convención Constitucional. Pero todo debiera resolverse antes de esa fecha: si habrá o no cupos protegidos para representantes indígenas, cuántos serían y bajo qué mecanismo. Aunque todavía no hay claridad respecto a lo que sucederá, lo que pase hoy en la Cámara de Diputados sellará el destino de la iniciativa.
Hasta pasadas las 4:00 am del martes 8 de diciembre sesionó el grupo de parlamentarios y parlamentarias que debía acordar una solución para determinar cuántos escaños reservados se asignarían para los pueblos originarios, bajo qué condiciones y quiénes serían elegibles para votar. La comisión mixta fue integrada por los diputados Matías Walker (DC), Miguel Crispi (RD), René Saffirio (IND), Juan Antonio Coloma (UDI) y Leonardo Soto (PS), además de los senadores Francisco Huenchumilla (DC), Luz Ebensperger (UDI), Ena Von Baer (UDI), Alfonso de Urresti (PS) y Rodrigo Galilea (RN).

Hoy, a las 10 de la mañana, la sala de la Cámara de Diputados iba a votar las indicaciones definidas por la comisión mixta, pero a última hora, la sesión especial que había sido convocada se suspendió. ¿Por qué? Porque el proyecto que la comisión iba a terminar de discutir a afinar ayer finalmente no fue despachado, por falta de acuerdo respecto a si debían incluirse en el mecanismo de representación protegida al pueblo tribal afrodescendiente. El debate en esa instancia debiera continuar durante esta mañana y, recién cuando haya un acuerdo respecto a las indicaciones todavía pendientes, se sabrá si se alcanza o no a votar hoy, como estaba programado.

Entre las indicaciones que ya fueron aprobadas, destacan dos:

  • – Con 6 votos a favor y 4 en contra, la comisión determinó que serían 18 escaños reservados: nueve de ellos estarían dentro de los 155 cupos establecidos por la Constitución, mientras que los nueve restantes serían supernumerarios. Es decir, habría un total de 164 convencionales constituyentes.
  • – Con 7 votos a favor, 2 abstenciones y 1 voto en contra, el grupo mixto de diputados y senadores aprobó una norma relativa a cómo se determinarán electores indígenas. No será como en el Censo, donde el criterio es la auto identificación de la persona, sino que se crearía un padrón electoral especial a cargo del Servicio Electoral (Servel) conformado sólo por votantes indígenas. ¿Cómo se conformaría ese padrón? A partir de las siguientes bases de datos oficiales:
a) Nómina de las personas que estén incluidas en el Registro Nacional de Calidades Indígenas, que administra la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi);
b) Datos administrativos que contengan los apellidos mapuche evidentes conforme a lo establecido en la resolución exenta respectiva del director de la Conadi;
c) Nómina de apellidos indígenas de bases de postulantes a programas de becas indígenas (básica, media y universitaria) desde 1993;
d) Registro especial indígena para elección de consejeros indígenas de la Conadi;
e) Registro de comunidades y asociaciones indígenas;
f) Registro para elección de comisionados de la Comisión de Desarrollo de Isla de Pascua.
En caso de prosperar esta alternativa que aprobó la comisión mixta, la nómina deberá ser publicada por el Servel  hasta 60 días antes de la elección del 11 de abril de 2020.
¿Quiénes podrían votar?
a) Los ciudadanos y ciudadanas identificados por el Servel como electores indígenas; y
b) Los ciudadanos que no apareciendo en dicha nómina se identifiquen como tales previamente al día de la elección, obteniendo una autorización del Servel por :1.- acreditar su calidad indígena mediante un certificado de la Conadi que demuestre su calidad de tal o, 2.- una declaración jurada elaborada por el Servel donde se indique expresamente que la persona declara que cumple con cualquiera de las condiciones que establece la ley 19.253 para obtener calidad indígena otorgada ante los siguientes ministros de fe: notarios, secretarios municipales, oficial del registro civil, Conadi o directamente ante el Servel vía presencial o con clave única.
Esta nómina deberá ser publicada por el Servel hasta 45 días antes de la elección.

Las inconciliables posiciones del oficialismo y la oposición

En el discurso público, todos los sectores reconocen la importancia de que haya cupos protegidos para pueblos originarios, lo que ha elevado las expectativas de que se pueda zanjar su participación de forma positiva. Pero el escenario no se ve favorable. ¿El problema? La falta de acuerdo entre oficialismo y oposición y la imposibilidad de cada parte de conciliar sus propuestas.
Cuando el proyecto llegó a la comisión mixta, la alternativa que defendía la oposición era de 24 escaños reservados supernumerarios, que serían elegidos por votantes que de forma voluntaria, según su auto identificación con algún pueblo originario, podrían optar por la papeleta especial de los candidatos indígenas o la correspondiente a su distrito. En cambio, Chile Vamos y el Ejecutivo promovían que fueran sólo 15, y no extra a los 155 cupos ya definidos, sino que se descontarían de ese total, y que sólo podrían votar por ellos las personas incluidas en un padrón especial.
Durante el debate, en pos de un acuerdo, la oposición fue cediendo espacio hasta llegar a la propuesta de 18 cupos ya mencionada anteriormente, de los cuales 17 corresponderían a pueblos indígenas y uno para el pueblo tribal afrodescendiente. Sin embargo, los parlamentarios oficialistas no se movieron ni un ápice de su propia opción. Por eso, si algo se aprobó, fue sólo porque había más parlamentarios de la centro izquierda que de la derecha en la comisión mixta, pues cada bloque votó según sus convicciones. En otras palabras, no porque hubiera un acuerdo, que era precisamente el objeto de la comisión, lo que pone al proyecto sobre una cuerda floja, porque no hay garantía de que existan los votos suficientes de uno u otro lado para que la iniciativa sea aprobada.
La senadora Luz Ebensperger (UDI) hizo reserva de constitucionalidad respecto a la cantidad de cupos designados, mostrando su descontento con la indicación, la cual considera que atenta contra la Carta Magna. Esto implica que, en caso que se apruebe hoy en la Cámara y eventualmente en el Senado, la iniciativa podría ser ingresada a revisión del Tribunal Constitucional (TC).
No obstante, desde el gobierno han hecho énfasis en lograr un acuerdo que posibilite la participación de pueblos originarios.
El ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Cristián Monckeberg, señaló que “aún es posible el acuerdo, si es que en la oposición hay una real voluntad de incluir a los pueblos indígenas en la Convención Constituyente. Si no ocurre, aquí hay una herida en ciernes para la democracia y es necesario que la evitemos con toda la voluntad y los medios posibles. Estamos a tiempo”, comentario secundado por la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

Asimismo, diputados de la oposición como el independiente René Saffirio y la socialista Emilia Nuyado han mostrado su disconformidad con la resolución de la comisión, criticando, por un lado, falta de colaboración del oficialismo y, por otro, un acuerdo “discriminatorio, clasista y racista”.

Las diferentes opiniones abren cuestionamientos sobre cómo será la votación del proyecto –que necesita de ⅗ de cada cámara para ser aprobado–, pues requiere no sólo todos los votos de la oposición, sino que también debe contar con al menos 10 votos de Chile Vamos en la Cámara de Diputados, en caso que toda la oposición legisle a favor. Algo que, hasta el momento, se ve muy difícil de lograr. PEro si llegara a suceder, el proyecto iría al Senado, donde la oposición, además de actuar en bloque, necesitará dos votos oficialistas.

Los distritos que modificarían sus cupos

Al haber nueve cupos intranumerarios reservados para representantes de los pueblos originarios, eso implica que esos escaños deben ser cedidos por otros distritos. ¿Cuáles son? El informe de la comisión mixta señala que “el Servicio Electoral (Servel) deberá descontar dichos escaños de los distritos electorales en los que exista mayor cantidad de población indígena en proporción a los electores habilitados en la última elección de diputados y diputadas, hasta completar el número indicado en este inciso. Con todo, no podrá descontarse ningún escaño respecto de los distritos electorales actuales que cuenten con número igual o inferior a 3 escaños”.
En caso que se apruebe la reforma, el Servel tendrá cinco días para publicar cuáles serán los ocho escaños que se restarán de la conformación actual.
¿Cuál será la participación total de los pueblos indígenas y cómo se distribuirán?

Otras indicaciones del proyecto

La revisión de la comisión mixta zanjó otras determinaciones que también deberán ser votadas hoy. Una de ellas es la participación del pueblo tribal afrodescendiente chileno. Los candidatos deberán acreditar su condición de pertenecientes al pueblo tribal afrodescendiente chileno mediante el correspondiente certificado emitido por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Los candidatos deberán acreditar que tienen su domicilio electoral en el distrito electoral número 1, correspondiente a la región de Arica y Parinacota.
En ese caso, los ciudadanos inscritos en el registro electoral al momento de votar, podrán decidir votar por el Convencional representante de este pueblo tribal, de acuerdo con su autoidentificación. ¿Cómo funciona? Se les proporcionará por el presidente de la mesa solo la cédula correspondiente al pueblo tribal afrodescendiente, elaborada de manera particular para ellos, y podrán votar válidamente solo por uno de los candidatos o candidatas que figuren en la respectiva cédula. Será un solo escaño.
Otra indicación es que el 13% del total de tiempo de duración de la franja electoral sería destinado a la promoción de convencionales constitucionales de pueblos originarios y el pueblo tribal afrodescendiente chileno, distribuido en forma proporcional entre las etnias.
Asimismo, deberán revisar el artículo que determina un reembolso adicional de gastos electorales para los candidatos a escaños reservados para pueblos originarios: se les entregarían 0,01 UF por cada voto obtenido.
La cuadragésima sexta indicación hace referencia a la votación exclusiva del pueblo Rapa Nui residentes en la comuna de Isla de Pascua, y los candidatos y electores deben presentar un certificado de calidad indígena emitido por la la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), tener patrocinio una comunidad, asociación u organización indígena tradicional. No obstante, antes de resolver aquel numeral, los parlamentarios decidieron consultar a las comunidades, conversación de la que no se obtuvo información hasta el momento de cierre de esta nota.
Por último, deberán revisar la indicación relativa a la participación de personas en situación de discapacidad en la Convención Constitucional. El proyecto propone que de la totalidad de las declaraciones de candidaturas de las listas conformadas por un solo partido político o pactos electorales de partidos políticos, se establecerá un porcentaje mínimo del 5% del total respectivo de candidaturas para personas con discapacidad.

Quienes presenten aquellas candidaturas deberán estar inscritos con la calificación y certificación de las Comisiones de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN) o bien, acreditar la discapacidad a partir de la asignación de la pensión de invalidez de cualquier régimen previsional al momento de inscribirse.

________________________
Nota de la Redacción: Este artículo fue modificado el jueves 10 de diciembre a la 8:45 am. El motivo fue que en su versión original, y tal como había programado la Cámara de Diputados, decía que la votación del proyecto en sala sería esa misma jornada por la mañana. Sin embargo, pocas horas antes esa votación se suspendió por tener aún puntos pendientes por resolverse en la comisión mixta. En otras palabras, la votación se postergó hasta que el informe final de la comisión mixta sea despachado.