Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

En el marco de un nuevo informe sobre deserción escolar en Chile durante el 2021, el 23 de abril las fundaciones colaboraron para presentar sus propuestas para enfrentar los nudos críticos en temas relacionados con la educación en la nueva Constitución haciendo un llamado a las candidatas y candidatos a adherir a estas propuestas que serían esenciales en el nuevo texto.

El documento publicado fue desarrollado por la Fundación 2020, dedicada a “asegurar una educación de calidad, equitativa e inclusiva para los niños, niñas y jóvenes en Chile” desde el 2008, en colaboración con la Fundación Friedrich Ebert, la ONG más grande y antigua política alemana dedicada a “la promoción de la democracia, la justicia social, la paz y el seguridad”.

Estas propuestas surgen luego de que el Ministerio de Educación entregara cifras sobre la deserción escolar en 2021, lo que se debe a la larga suspensión de clases presenciales debido a la pandemia, según la autoridad. El ministro, Raúl Figueroa, señaló que “hoy día el desafío que tenemos es cómo somos capaces de reincorporar a esos 40 mil niños, niñas y jóvenes, y también de retener a quiénes por diversas razones puedan dejar el sistema en este año 2021”.

De acuerdo a las cifras del ministerio, este año casi 40 mil niños, niñas y adolescentes no se matricularon en un establecimiento educacional, mientras que en 2020, 186 mil menores y jóvenes de 5 a 21 años desertaron. Sin embargo, esta es una cifra menor a la esperada por la autoridad, que proyectaba que alrededor de 80 niños no se matricularon este año.

En el lanzamiento del documento, el subdirector de Política Educativa de la Fundación Educación 2020, Jorge Ibañez, señaló que las propuestas representan el piso mínimo que permitirá sentar las bases para que el derecho a la educación se ponga al servicio de la construcción de un mejor país, sustentable, inclusivo, democrático y equitativo. Busca poner en valor y relevar la posición de la educación en la Constitución, porque estamos convencidos de que es uno de los pilares fundamentales de la sociedad”. Además, agregó que “no podemos olvidar el contexto social desde el que nace la posibilidad de escribir una nueva Constitución. Todas y todos tenemos el urgente deber de construir una sociedad justa, equitativa, inclusiva y democrática

#EducaciónALaConstitución

  1. La educación es uno de los pilares esenciales para el desarrollo humano y la construcción de una sociedad inclusiva y democrática.
  2. La educación es un derecho humano fundamental, dado su carácter habilitante para el ejercicio de los otros derechos, por lo que debe ser un elemento transversal a lo largo de la nueva Constitución.
  3. Los propósitos de la educación son la construcción del bien común y la formación integral, con un enfoque de derechos humanos, equidad de género, desarrollo sostenible e interculturalidad, basada en el respeto a las diversidades y el reconocimiento a las formas de educación de los pueblos originarios.
  4. El sujeto del derecho a la educación son niños, niñas, adolescentes y personas que en cualquier etapa de su vida participen del sistema educativo. Por su parte, apoderados, madres y padres son corresponsables, debiendo favorecer con todo lo que esté a su alcance el ejercicio de este derecho.
  5. El Estado debe garantizar una educación integral de calidad, inclusiva y equitativa, en establecimientos públicos y privados, como un derecho social fundamental e irrenunciable, para cada habitante del país. Este derecho debe ser exigible y protegido en caso de verse vulnerado. 
  6. El Estado debe asegurar un sistema de educación pública gratuita, laica, inclusiva y de calidad, de alto estándar formativo, y que vele por el bienestar de los y las estudiantes desde la primera infancia hasta la educación superior.
  7. El Estado debe valorar y proteger el rol de las y los profesionales de la educación, asegurando altos estándares de formación, tanto inicial como continua, y condiciones adecuadas para el ejercicio profesional.
  8. El Estado debe garantizar condiciones adecuadas para el resguardo del derecho a la educación, en términos materiales, como una infraestructura digna, recursos y conectividad, y en términos relacionales, como mecanismos de participación y respeto a los principios de la democracia.
  9. La libertad de enseñanza debe contribuir a la diversidad y el pluralismo del sistema educativo, en el marco del resguardo del derecho a la educación y de la construcción de una sociedad inclusiva y equitativa.
  10. La educación promoverá trayectorias formativas significativas y pertinentes a lo largo de la vida, vinculadas a los intereses y necesidades de las personas y a los diversos desafíos de la sociedad contemporánea, tanto a nivel territorial como global.

Desde ambas fundaciones pretenden que estas propuestas y este llamado a los candidatos a adherir a estos principios, propuestas y líneas de trabajo puedan influir en el debate constitucional de forma positiva para generar reflexión en torno al sistema educacional actual y aquel que se construirá en la nueva Constitución.

Puedes revisar todo el documento publicado aquí.

Por Magdalena Advis
Fecha 03 May 2021