Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

–  En su cuenta de Twitter, el analista político e historiador de la Universidad Católica, Patricio Gajardo, señaló que en la Consulta Indígena solamente participó el 0,3% de las personas que dicen pertenecer a pueblos originarios.

–  Lo señalado por el académico es Verdadero.

–  Los 7.594 participantes en la Consulta corresponden al 0,3% de 2.185.792 personas que dicen pertenecer a pueblos originarios, según el Censo de 2017.

–  La consulta consideró a “todas las personas naturales que se autoidentifiquen como pertenecientes a los pueblos y naciones preexistentes al Estado de Chile”.

–  El mismo Gajardo señala que se le da un “fenómeno de indigenismo militante” dentro de la Convención, mientras que otros expertos creen que el énfasis se debe poner en los resultados, más que en la cantidad de participantes.

 

En su cuenta de Twitter el académico, analista político e historiador de la Universidad Católica Patricio Gajardo ironizó con la calificación positiva que la Presidenta de la Convención Constituyente, María Elisa Quinteros, le dió a la Consulta Indígena realizada por el órgano redactor. Gajardo utilizó la siguiente afirmación para contradecir los dichos de Quinteros: “Participó el 0,3% de las personas que dice pertenecer a un pueblo originario”.

Lo señalado por el académico es VERDADERO.

El informe de la Consulta Indígena señala que participaron en el proceso 7.594 personas, los cuales corresponden efectivamente al 0,3% de los 2.185.792 de personas que dicen pertenecer a pueblos originarios según el Censo de 2017. Los cálculos de Gajardo y la información presente en el Informe también utilizan como base los datos del Censo. 

La Consulta consideró como participantes del proceso a todas las personas naturales que se autoidentifiquen como pertenecientes a los pueblos y naciones preexistentes al Estado de Chile, según el Reglamento de Participación de la Consulta Indígena.

Las miradas sobre la participación

Para Gajardo la participación es realmente importante para dar validez al proceso de consulta, y señaló que “toda consulta se mide por el nivel de participación. Me da la impresión que la presidenta María Elisa Quinteros se da por satisfecha con que la consulta se hiciera, da lo mismo el resultado. Ese porcentaje, 0,3% es absolutamente negativo”.

“Los tratados internacionales establecen que debe consultarse a los pueblos que sean afectados por alguna iniciativa, pero es evidente que la desconexión del discurso de la constituyente en dirección a los escaños reservados, los congresos multiculturales, no tienen nada que ver con la realidad objetiva y las demandas de los mismos pueblos que están defendiendo. Mi creencia es que se está generando una verdadera política del Apartheid en Chile a través de la constituyente en la cual van a estar los pueblos indígenas privilegiados”, agregó. 

No obstante, no es una visión única al respecto. 

Hernando Silva, Director OC Coordinador Programa Ciudadanía e Interculturalidad del Observatorio Ciudadano, señaló que la instancia, a pesar de la baja participación, es un avance sustantivo: “Yo creo que hay que verlo desde distintos enfoques, primero la consulta es un derecho, tenía que implementarse más allá de que participara una o mil personas o un millón, así que está el deber de implementarla. Esta es una instancia de validación para el catálogo de derechos que además se retroalimenta con las propuestas de los territorios, entonces no podemos quedarnos atrapados en la cantidad de gente que participó. Es un problema, ya que quisiéramos que participara más gente, pero lo sustantivo es que hay una validación del proceso, hay una participación y el Estado cumple con los reglamentos y los tratados que obligan a su realización”.

Natalia Caniguan, antropóloga social y Directora del Instituto de Estudios Indígenas (IEI) de la Universidad de la Frontera e investigadora Adjunta del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR), afirmó por su parte que deben tenerse en cuenta que “hay varios elementos que influyen en la participación en un proceso de consulta y porque los procesos anteriores no han tenido resultados positivos necesariamente, entonces es más complejo que ver números”.  

La calificación de este chequeo fue realizada por un Comité Calificador externo al equipo periodístico. Esto es parte de la metodología de trabajo de Contexto Factual, creada en base a los criterios delineados por la IFCN.

Por Benjamín Ayala
Fecha 22 Mar 2022