Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– El pasado 30 de diciembre, durante la sesión N°22 de la Comisión de Principios Constitucionales, 15 convencionales presentaron la norma que consagra el derecho a la vida y el principio de primacía a la persona humana.

-En este contexto, el convencional Eduardo Cretton expresó que ‘’no existe ningún tratado internacional ratificado por Chile vigente que reconozca el aborto como un derecho’’.

-Lo dicho por el convencional del Distrito 22 es VERDADERO, PERO.

-Ninguno de los tratados internacionales ratificados por Chile en materia de Derechos Humanos incluye algún artículo referido al derecho al aborto.

-Sin embargo, instrumentos como la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos han realizado recomendaciones para que el país legisle en torno a la interrupción voluntaria del embarazo.

El pasado 30 de diciembre, durante la sesión N°22 de la Comisión de Principios Constitucionales, 15 convencionales presentaron la norma que consagra el derecho a la vida y el principio de primacía a la persona humana. En este documento se establece que ‘’la persona es principio, sujeto y fin de toda sociedad, de todo Estado y de todo Derecho; su dignidad es inviolable desde el comienzo de su existencia natural hasta la muerte. Todo ser humano es persona, con independencia de su grado de desarrollo.’’

Ante esto, el convencional Eduardo Cretton (UDI) expresó que ‘’no existe ningún tratado internacional ratificado por Chile vigente que reconozca el aborto como un derecho’’.

Lo dicho por el convencional del Distrito 22 es VERDADERO, PERO…

Entre los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos que han sido ratificados por Chile, desde la Declaración Universal de DD.HH. (1948) hasta la Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, conocida como Convención de Belém do Pará (1996), no existen artículos que se refieran explícitamente al derecho al aborto.

Sin embargo, recomendaciones de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), ratificada en 1989, apuntaron a la ampliación de la Ley 21.030 y despenalizar el aborto en todas sus causales en el país, así como aplicar requisitos estrictos para evitar el uso generalizado de la objeción de conciencia por parte de médicos para rehusarse a practicar abortos.

¿Se puede discutir una iniciativa constitucional sobre el aborto?

El convencional Eduardo Cretton expresó en la presentación de la norma que uno de los límites de este proceso constituyente son los tratados internacionales y que ‘’es deber de la Convención respetarlos y estar a la altura de los estándares de estos tratados’’. 

En este sentido, Marcela Peredo, abogada  constitucional, comentó que la discusión del aborto como un derecho se pondría en pugna con el Artículo 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos en donde se establece que ‘’toda persona tiene derecho a que se respete su vida.  Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción’’. A su vez, la abogada explicó que los órganos que pueden generar normas solo lo pueden hacer para ir en favor de los derechos ratificados en las convenciones internacionales.

Por otro lado, respondiendo a la gran adhesión que tuvo la iniciativa popular ‘’Será Ley’’, propuesta busca que el Estado reconozca los Derechos Sexuales y Reproductivos de todas las personas que permitiría legislar sobre aborto libre, la abogada expresó que los órganos que pueden generar normas solo lo pueden hacer para ir en favor de los derechos ratificados en las convenciones internacionales.

No obstante, Paula Salvo, abogada en Corporación Humanas, expresó que estas decisiones no son inamovibles ya que la redacción de un artículo sobre el aborto en el poder constituyente se puede desprender desde otras áreas como lo son el derecho a la salud, el derecho a la integridad física y psíquica y el derecho a la vida privada que se encuentran en la actual Constitución. ”La Convención construye a partir de los tratados internacionales, si no fuese así no podrían hacer nada nuevo’’, añadió.

Por Paz Rojas
Fecha 04 Ene 2022