Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

El mecanismo para poder hacer posible la participación ciudadana en la Convención Constitucional, es una prioridad para muchos constituyentes que la consideran un mínimo democrático. Se han discutido diversas fórmulas y existen propuestas desde centros de estudio y otras organizaciones, pero primero es necesario que la Convención decida si la participación ciudadana será vinculante o solo consultiva. Conoce más detalles de las iniciativas aquí en Contexto Factual.

El programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó un informe que analiza los distintos mecanismos existentes para poder favorecer la participación ciudadana en la Convención Constitucional, como audiencias, reuniones, conferencias, consultas públicas y encuestas (puedes descargar aquí el documento). 

Esta propuesta que tuvo su primera edición en marzo de 2021, es solo una de las múltiples propuestas que se han hecho desde distintos organismos internacionales, centros de estudio, organizaciones sociales y otros, para que la Convención Constitucional pueda decidir qué mecanismos de participación desea establecer durante todo el proceso que se estará escribiendo la nueva Constitución. ¿Por qué es tan importante? Porque tanto la ciudadanía, como académicos y políticos coinciden que los constantes movimientos sociales que han emergido en Chile desde la primera revuelta estudiantil del 2006 vienen empujando un cambio de paradigma en nuestra sociedad respecto a participación. Ya no basta con votar. 

Las propuestas

Las iniciativas han venido desde todas partes. Hace unos días en Contexto Factual publicamos las propuestas del Observatorio Nueva Constitución con cuatro etapas para lograr un proceso participativo y ciudadano (revisa la nota aquí), también estas ideas han venido desde el mundo académico, como por ejemplo los encuentros que se han realizado en distintas universidades de todo Chile, para discutir cuál sería la fórmula correcta. 

Uno de los más relevantes es “Tenemos que hablar de Chile” de la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de Chile, que ha planteado que es urgente que la participación ciudadana sea vinculante y constante durante todo el proceso constituyente. 

Las organizaciones sociales también se articularon bajo el espacio “Ahora nos toca participar”, que estará en 16 regiones regiones del país y que también realizará un insumo para la Convención “con el propósito de garantizar una participación ciudadana inclusiva que reconozca a todas y todos bajo los principios de igualdad y la no discriminación”, indica. Aseguran además que se suman a la petición de que la participación sea vinculante y ojalá a lo largo de todo el proceso, de forma transparente. 

Los convencionales también tienen propuestas

También las distintas listas de la Convención han realizado distintas reuniones para poder llegar a la Convención Constitucional con una propuesta. Apruebo Dignidad ha sacado distintas propuestas desde sus convencionales electos para lograr la participación de la ciudadanía en la Convención Constitucional. Una de estas propuestas han sido jornadas on line o “cabildos digitales”, como el que se realizó la semana pasada en el distrito 11, para poder recoger las inquietudes de las vecinas y vecinos y también conocer su opinión respecto a las definiciones que tendrán que tomarse en el proceso. 

El abogado Jaime Bassa, constituyente del distrito 7 y uno de los principales impulsores del nuevo proceso constitucional en nuestro país, asegura que se deben elegir “mecanismos que permitan una participación ciudadana inclusiva y con arraigo desde los territorios”.

“Toda la experiencia acumulada de instancias de participación ciudadana como cabildos, asambleas y sus conclusiones, sin duda son insumos relevantes,y es parte de lo que ya hemos venido recogiendo desde la revuelta. Lo que viene ahora es profundizar y definir qué otro tipos de mecanismos dispondremos para aumentar esa experiencia participativa, como por ejemplo encuentros locales autoconvocados, iniciativas ciudadanas de norma, así como también mecanismos de resolución de controversias que faciliten la deliberación con la ciudadanía. Sin embargo y para que esta participación sea efectiva se debe contar con un presupuesto robusto y una “institucionalidad”, como una vicepresidencia o secretaría de participación ciudadana que pueda hacerse cargo de su implementación y sistematización de resultados”, comentó el abogado a Contexto Factual. 

En una línea similar, la Lista del Pueblo ha declarado que estiman solo posible una participación ciudadana vinculante porque “debemos reconocer que la soberanía del poder originario radica en el pueblo y por lo tanto este es el titular del proceso constituyente, de quien recibimos el mandato los 155 convencionales”, declaró en una entrevista a La Tercera, la constituyente electa Tania Madariaga. Y agregó: “mediante mecanismos de plebiscitos intermedios cuando las propuestas no alcancen los 2/3 pero sí el 50% más uno, iniciativas populares constituyentes a través de un sistema que permita el ingreso directo al debate de la convención de aquellas propuestas ciudadanas y del reconocimiento al trabajo de deliberación territorial y temático que realizan cabildos, asambleas y otro tipo de organizaciones sociales”.

Por último, el constituyente electo de Vamos por Chile, Ruggero Cozzi, si bien no especifica qué tipo de mecanismo de participación ciudadana le parece el más adecuado, asegura compartir que es un proceso esencial para el funcionamiento de la Convención “la participación ciudadana es fundamental. Puede realizarse de distintas maneras: cabildos en los distritos; audiencias para que académicos, gremios y sociedad civil expongan ante la Convención; etc. Tales intervenciones deben apuntar a que los constituyentes deliberemos y lleguemos a acuerdos con el máximo de información. La tarea nuestra es escuchar y ponderar las distintas miradas”.

Por Daniela Yáñez
Fecha 24 Jun 2021