Verdadero, pero...

Partido Humanista: “Marcar AC no anula los votos”

Valentina Matus
1 Oct 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– El Partido Humanista (PH) hizo un llamado a través de sus redes sociales y, junto a organizaciones de la sociedad civil, en la franja televisiva por las campañas del plebiscito: “Que no te metan miedo! Escribe AC. Marcar AC no anula los votos!!”

– Lo que afirma el partido en sus redes sociales es VERDADERO, PERO...

– Según el artículo 77 de la Ley 18.700, Ley Orgánica Constitucional sobre sobre votaciones populares y escrutinios, los votos que tengan una preferencia claramente marcada y contenga una leyenda o una seña gráfica, serán válidos pero pueden ser objetados por vocales y apoderados.

– La ley también señala que “cualquier elector puede solicitar la rectificación de escrutinios cuando, en su opinión, se haya incurrido en omisiones, calificación errada de los votos válidos, marcados, objetados, nulos o en blanco por parte de la Mesa”. El reclamo se tendrá que hacer al Tribunal Electoral Regional hasta seis días después del plebiscito y será este organismo el que entregue una resolución.

– El Servicio Electoral ratificó que el voto es válido y sujeto a ser objetado, pero la recomendación es clara: “Servel llama a votar como indica la ley marcando una sola raya vertical sobre la horizontal de la alternativa de su preferencia”.


A un mes del plebiscito, el pasado 25 de septiembre comenzó la franja de campaña televisiva por las opciones que se someterán a consulta pública: Apruebo/Rechazo y Convención Mixta/Convención Constitucional. En algunos spots de la primera alternativa, aquella que aboga por cambiar por completo la Carta Fundamental, se sumó al final de cada campaña el mensaje “Marca AC” (Asamblea Constituyente), lo que abrió en redes sociales una serie de comentarios a favor y en contra de la sugerencia.

Ese mismo día, el Partido Humanista (PH) difundió una imagen en su cuenta de Twitter que indicaba: “Que no te metan miedo! Escribe AC. Marcar AC no anula los votos!!”



La afirmación difundida por el PH es VERDADERO, PERO..., dado que, a pesar de que un voto tenga una leyenda o seña gráfica, si tiene una preferencia claramente marcada, es legalmente válido, pero aun así puede ser objetado de acuerdo con el criterio de los miembros de la mesa de sufragio. 

Consultados por Contexto Factual respecto a los datos que darían sustento a su convocatoria, desde el Partido Humanista señalan como fuente al artículo 77, nº5 de la Ley 18.700, Ley Orgánica Constitucional sobre sobre votaciones populares y escrutinios, pero aquel numeral se trata del envío físico de los resultados por correo a la Junta Electoral.

Es el artículo 71 de la ley el que hace referencia a la nulidad del voto:

5) Serán nulas y no se escrutarán las cédulas en que aparezca marcada más de una preferencia, contengan o no en forma adicional leyendas, otras marcas o señas gráficas. La Mesa dejará constancia al dorso de ellas del hecho de su anulación y de la circunstancia de haberse reclamado por vocales o apoderados de esta decisión.

Se considerarán como marcadas y podrán ser objetadas por vocales y apoderados, las cédulas en que se ha marcado claramente una preferencia, aunque no necesariamente en la forma correcta señalada en el artículo 65, y las que tengan, además de la preferencia, leyendas, otras marcas o señas gráficas que se hayan producido en forma accidental o voluntaria, como también aquellas emitidas con una preferencia pero sin los dobleces correctos. Estas cédulas deberán escrutarse a favor del candidato que indique la preferencia, pero deberá quedar constancia de sus marcas o accidentes en las actas respectivas con indicación de la preferencia que contienen.

Es decir, el voto marcado con AC o con cualquier otro tipo de seña, es válido mientras se marque de forma clara una de las preferencias del voto, pero está sujeto a ser objetado por vocales y apoderados de mesa. 

Posteriormente –según indica el artículo 96 de la Ley. 18.700– “cualquier elector podrá solicitar la rectificación de escrutinios cuando, en su opinión, se haya incurrido en omisiones, calificación errada de los votos válidos, marcados, objetados, nulos o en blanco por parte de la Mesa”. El reclamo se tendrá que hacer al Tribunal Electoral Regional hasta seis días después del plebiscito y será este organismo el que entregue una resolución. 

Desde el Servicio Electoral (Servel) señalaron a Contexto Factual que “si el voto tiene una preferencia claramente marcada, y además alguna otra leyenda o seña gráfica, éste es válido y se escrutará a favor de la opción que indique la preferencia, pero se considerará como marcado y hay que dejar constancia de ello en el acta”.

Además, aclararon que la única causal de nulidad es haber indicado más de una preferencia, pero en caso de tener una seña gráfica existe la posibilidad de que sea objetado. No obstante, hace una solicitud clara: “Servel llama a votar como indica la ley marcando una solo raya vertical sobre la horizontal de la alternativa de su preferencia”.


Palabras clave: