Falso, pero...

Presidente Piñera: “Todos tenemos derecho a proponer cambios a la Constitución y las leyes”

Valentina Matus
17 Ago 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– Cuando el 22 de junio el Presidente Piñera anunció que crearía un comité para perfeccionar los criterios y procedimientos con que el Congreso determina la admisibilidad o inadmisibilidad de las mociones y proyectos de ley, también aseguró que “todos tenemos derecho a proponer cambios a la Constitución y las leyes, en aquellas materias que corresponda”.

– Desde la Presidencia señalan que “todo ciudadano puede hacer públicamente propuestas de reforma constitucional”.

– La Carta Fundamental indica que las leyes o reformas constitucionales sólo pueden ser ingresadas por diputados, senadores o el Presidente de la República.

– Cuando lo realizan parlamentarios se llama “moción” y cuando lo hace el mandatario o mandataria se cataloga “mensaje”.
Desde 2004 se han ingresado 10 proyectos de ley para incluir a la ciudadanía en la iniciativa de estos trámites legislativos. Todos se encuentran en tramitación.


La tramitación en el Congreso del proyecto de ley que creó un posnatal de emergencia fue a lo menos, polémico. Personeros del oficialismo y la oposición reconocieron durante su tramitación que el proyecto tenía aspectos que lo vuelven inconstitucional –por ser una iniciativa que implicaría gastos para el Estado y, por lo tanto, solo puede ser propuesto por el Presidente de la República–, aún así, los parlamentarios decidieron que siguiera adelante. Y no es el único caso en que eso ha pasado. El Ejecutivo ha identificado al menos 46 proyectos de ley que están siendo tramitados y que, a su juicio, serían inconstitucionales.  

A esos proyectos se suman unas 50 mociones que se han presentado este año en el Senado o en la Cámara de Diputados y que han sido declarados inadmisibles, precisamente por no cumplir en su origen lo que establece la Constitución. Todo esto abrió un profundo debate en el mundo político, no sólo sobre la responsabilidad de los parlamentarios al momento de presentar proyectos de ley, sino que también respecto a los procedimientos y mecanismos para revisar su admisibilidad o inadmisibilidad.

Fue en ese contexto que el Presidente Sebastián Piñera decidió tomar cartas en el asunto y, en un discurso que el 22 de junio dio desde La Moneda, anunció que convocaría a un grupo de exparlamentarios, académicos y expertos para proponer perfeccionamientos a los criterios y procedimientos con que el Congreso determina la admisibilidad o inadmisibilidad de las mociones y proyectos de ley. Fue en medio de ese anuncio que Piñera afirmó: “Todos tenemos derecho a proponer cambios a la Constitución y las leyes, en aquellas materias que corresponda”. 

Revisados los antecedentes oficiales y consultados expertos para saber si esa última frase es o no cierta, Contexto Factual determinó que es FALSA, PERO…, ya que si bien es cierto que todos los ciudadanos, en el uso de su libertad de expresión, pueden proponer cambios legales y constitucionales, su viabilidad para convertirse efectivamente en materia de discusión legislativa queda sujeta a que un parlamentario o el Presidente los recoja y patrocine. No hay otra forma, pues en Chile los ciudadanos no tienen atribuciones para presentar proyectos de ley ni de reformas a la Carta Fundamental.   

Respecto a la fuente en que se basó el Mandatario para decir esa afirmación, desde la Presidencia señalan que “es la misma Constitución. En Chile, todo ciudadano puede hacer públicamente propuestas de reforma constitucional. La forma de materializarlas es a través de proyectos de reforma, porque como señala el Art. 5 de la Constitución, la soberanía reside esencialmente en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones periódicas y, también, por las autoridades que la Constitución establece”.

Pero ese artículo de la Constitución nada dice sobre quiénes tienen atribuciones para presentar leyes y reformas. Sí lo especifican los siguientes:

Artículo 65.- 
Las leyes pueden tener origen en la Cámara de Diputados o en el Senado, por mensaje que dirija el Presidente de la República o por moción de cualquiera de sus miembros. Las mociones no pueden ser firmadas por más de diez diputados ni por más de cinco senadores.
     Las leyes sobre tributos de cualquiera naturaleza que sean, sobre los presupuestos de la Administración Pública y sobre reclutamiento, sólo pueden tener origen en la Cámara de Diputados. Las leyes sobre amnistía y sobre indultos generales sólo pueden tener origen en el Senado.
     Corresponderá al Presidente de la República la iniciativa exclusiva de los proyectos de ley que tengan relación con la alteración de la división política o administrativa del país, o con la administración financiera o presupuestaria del Estado, incluyendo las modificaciones de la Ley de Presupuestos, y con las materias señaladas en los números 10 y 13 del artículo 63.

Artículo 127.- 
Los proyectos de reforma de la Constitución podrán ser iniciados por mensaje del Presidente de la República o por moción de cualquiera de los miembros del Congreso Nacional, con las limitaciones señaladas en el inciso primero del artículo 65.

Es decir, los proyectos de ley que sean nuevos, cambios a otros proyectos o reformas constitucionales sólo pueden ser ingresadas por parlamentarios o el Presidente o Presidenta de turno, y no por cualquier ciudadano. 

Desde 2004 se han ingresado a trámite 10 proyectos para que se incluya a la ciudadanía en la iniciativa de proyectos (ver tabla al final del artículo). El último entró a trámite el 29 de enero de este año, y lleva la firma de una decena de diputados de oposición. Pasó a la Comisión de Constitución y desde entonces no ha tenido movimiento.  

Consultado por Contexto Factual, el secretario general de la Cámara de Diputados, Miguel Landeros señaló que “no existe en la Constitución iniciativa de ley ni de reforma constitucional por parte de la iniciativa ciudadana. No sé de dónde el Presidente Piñera sacó esa información”.


Proyectos que incluyen a la ciudadanía como autores de propuestas


Palabras clave: