Discutible

Jorge Baradit: “Se cumplen 9 meses desde que dijeron que no había que esperar nueva Constitución, porque se podía Reformar de inmediato. Nueve meses después: cero reformas”

Valentina Matus
15 Oct 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– El escritor Jorge Baradit indicó en su cuenta de Twitter que “se cumplen 9 meses desde que dijeron que no había que esperar nueva Constitución, porque se podía Reformar de inmediato. Nueve meses después: cero reformas”, junto a una imagen que alude a la campaña “Rechazar para Reformar”, impulsada por el entonces senador, Andrés Allamand.

– La afirmación fue calificada como DISCUTIBLE. Depende de cómo se analice la frase se puede concluir que es cierta o errónea: en estricto rigor sí se han promulgado reformas, pero de ellas, solo una corresponde a una situación anexa a la pandemia o al plebiscito.

– Aquella reforma, relativa a las atribuciones del Banco Central, no fue promovida por ningún parlamentario del oficialismo o de quienes promueven el eslogan “Rechazar para Reformar”.

– Desde el 31 de enero de 2020 se han ingresado otros 88 proyectos de reforma constitucional que se mantienen en tramitación o archivados, que tratan materias asociadas a la pandemia pero también al funcionamiento del Estado, las atribuciones de diferentes instituciones, derechos y otros.

– Tanto parlamentarios de la oposición como del oficialismo figuran como autores o impulsores de aquellas iniciativas.


A menos de dos semanas del plebiscito que definirá si se redactará o no una nueva Constitución, los partidarios de cada opción están poniendo todas sus cartas sobre la mesa. No sólo políticos, sino también líderes de opinión y personajes públicos. Entre estos últimos se encuentra el escritor Jorge Baradit, autor de la exitosa serie “La Historia Secreta de Chile”, entre otras obras, y reconocido promotor del Apruebo, especialmente en redes sociales. 

Fue precisamente en Twitter que, a través de un comentario publicado el 12 de octubre y acompañado con un titular de diario, apuntó directamente al bando contrario. La noticia era de enero de 2020, y se refería a la estrategia que articulaba el entonces senador Andrés Allamand -hoy ministro de Relaciones Exteriores- para hacer frente a la arremetida constituyente, con el slogan “Rechazar para Reformar”.  Baradit lo publicó y escribió: “Se cumplen 9 meses desde que dijeron que no había que esperar nueva Constitución, porque se podía Reformar de inmediato. NUEVE meses después: CERO reformas”.



Tras revisar los antecedentes, Contexto Factual determinó que la afirmación de Baradit es DISCUTIBLE, pues depende de cómo se analice la frase se puede concluir que es cierta o errónea: en estricto rigor sí se han promulgado reformas, pero de ellas, solo una corresponde a una situación anexa a la pandemia o al plebiscito, relativa a las atribuciones del Banco Central, y no fue promovida por ningún parlamentario del oficialismo.

Desde el 31 de enero de 2020 – fecha a la que hace referencia el diseñador gráfico en su tuit– al 12 de octubre –fecha en que publica el mensaje– se ingresaron 95 proyectos de reforma constitucional. De ellos, se promulgaron siete (tres de ellos refundidos con otros proyectos):



Si bien dos proyectos (sesiones telemáticas y calendario electoral) tienen participación de personeros del oficialismo y conocidos por votar Rechazo, las iniciativas nacen motivadas por la pandemia.

De los otros 88 proyectos restantes -archivados o en tramitación-, 48 son de autoría de parlamentarios de oposición, 21 de diputados o senadores oficialistas, 16 de autoría mixta -opositores y oficialistas en conjunto- y uno corresponde a un mensaje presidencial.

¿Cuáles son, a modo general, las temáticas de los proyectos por sector?

Las iniciativas de reforma constitucional presentadas por parlamentarios de oposición son sobre pensiones, créditos, derecho a la seguridad social, elecciones, candidaturas en elecciones, el plebiscito, quórums en leyes, sufragio, derecho a la salud, regímenes fiscales preferenciales, pensiones alimenticias, pago de patentes comerciales, atribuciones presidenciales, derecho a la alimentación, las frecuencias de televisión del Congreso, plazos en los trámites de leyes, derecho de propiedad, impuesto para los llamados “súper ricos”, Cuenta Pública, Banco Central, regulación de estado de excepción y escaños reservados.

En tanto, las materias de los proyectos presentados por el oficialismo corresponden a la creación de una comisión bicameral, quórums de las leyes, sufragios, el plebiscito, situaciones de vacancia parlamentaria, derechos digitales, contratación laboral, asignaciones parlamentarias, cesación parlamentaria, regulación de la propaganda electoral, requisitos para postular a la presidencia, paridad y escaños y modificación de la Carta Fundamental en materia de derechos, institucionalidad y atribuciones de ciertos órganos.

Ahora, los proyectos que presentaron entre parlamentarios de coaliciones oficialistas y opositoras se tratan de neuroderechos, elecciones, pensiones, sufragios, situaciones de vacancia parlamentaria, inhabilidades en elecciones, acusaciones constitucionales, Cuenta Pública presidencial, atribuciones del Congreso Nacional y plazos en nombramiento de embajadores.

Para ver el detalle de cada proyecto, haz click aquí.

Contexto Factual intentó contactarse con Jorge Baradit, pero al cierre de este artículo no obtuvo respuesta.


Palabras clave: