Verdadero, pero...

Franjas del Apruebo señalan que Chile es el único país del mundo que tiene privatizada el agua

Por Javiera Salazar, Valentina Urbina y Valentina Tapia*
22 Oct 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– Primero fue el comando Que Chile Decida y luego el Partido Ecologista Verde: ambos aseguraron en sus respectivas franjas electorales previas al plebiscito que Chile es el único país del mundo que tiene privatizada el agua.

– La afirmación es VERDADERA, PERO…

– Aunque el Código de Aguas define a los recursos hídricos como bienes nacionales de uso público, el mecanismo de adjudicación es mediante el otorgamiento gratuito por parte del Estado de derechos de aprovechamiento perpetuos, lo que le da al titular el carácter de propietario. Y ese derecho de propiedad está consagrado en la Constitución.

– A partir de ahí, se ha constituido un mercado del agua donde los propietarios de esos derechos los transan y venden sin mayor regulación.

– Aunque muchos otros países también contemplan sistemas de transferencia de derechos de agua, distintos expertos y expertas señalan que hay un aspecto que diferencia a Chile de los demás: mientras que los derechos en otros países se otorgan por un tiempo definido y para un uso específico, aquí se entregan para siempre, convirtiendo la titularidad de un derecho en propiedad.


El 25 de septiembre, el comando Que Chile Decida hizo mención en su franja electoral para el plebiscito queChile es el único país con agua privatizada del mundo". A su vez, el 6 de octubre, el Partido Ecologista Verde mencionó en su respectivo segmento algo muy similar: que “somos el único país del mundo que enfrenta la crisis climática con agua privatizada”.

Tras consultar diversos antecedentes y consultar con expertos y expertas, Contexto Factual determinó que ambas afirmaciones son VERDADERAS, PERO…

 

Estas declaraciones se basan principalmente en lo que establecen dos cuerpos legales distintos. Por una parte, el Código de Aguas que define a los recursos hídricos como bienes de uso público, sobre los cuales se les otorga a los particulares el “derecho de aprovechamiento”, incluyendo al “propietario” el permiso de ejecutar las instalaciones necesarias para este fin. Por la otra, el artículo 19 N° 24 de la Constitución vigente, que dice: “Los derechos de los particulares sobre las aguas, reconocidos o constituidos en conformidad a la ley, otorgarán a sus titulares la propiedad sobre ellos manifiesta el derecho de agua de particulares”.

Asimismo, la investigación ‘‘Los derechos de aprovechamiento de aguas en Chile y su marco regulatorio’’, publicado en Revistas Universidad de Chile en 2013, plantea que el concepto privatización tiene relación con lo establecido en el Código de Aguas, que elimina “toda posibilidad de caducar los derechos de agua directamente” a las empresas.

De esa forma, se ha articulado en el país un mercado de derechos de agua, en el que privados transan y se traspasan las concesiones otorgadas por el Estado. En todo caso, un estudio sobre la factibilidad global de los mercados de agua elaborado por académicos de la Universidad de Osaka, el Instituto de Tecnología de Tokio y la Universidad de Columbia da cuenta de que Chile no es el único país donde el agua se transa en el mercado. A partir de un análisis comparado de 296 regulaciones a nivel mundial, los investigadores concluyeron que en 58 casos -entre ellos el chileno-, sus legislaciones contemplan los tres elementos esenciales para que exista un mercado de aguas (legalidad de la reasignación del agua entre diferentes usos; separación de la propiedad del agua y la tierra; penalización por el no uso del recurso). También aparecen en la lista varios estados y provincias de Estados Unidos, Canadá y Australia, además de Gran Bretaña, Nueva Zelandia, Alemania, Suecia, India, Indonesia, Corea del Sur y Corea del Norte, Japón, Rusia, Sudáfrica, Filipinas y Jordania. Pero eso no implica que en esos países la forma de administrar el agua sea igual que en Chile.

Violeta Rabi, socióloga e investigadora de Espacio Público y experta en medioambiente, aseguró que “efectivamente en Chile opera un régimen de aguas privatizada, puesto que a pesar de ser definidas como un bien nacional de uso público, éstas son entregadas a particulares”.  Y añadió:

“Lo propio del caso chileno es que estos derechos de aprovechamiento de aguas fueron entregados por el Estado de manera gratuita y a perpetuidad. Y es justamente esto lo que hace que hoy se entienda que el agua está privatizada. En otros países existen mercados de aguas (por tanto, está mercantilizada), pero no está entregada de manera indefinida a privados”.

En esta misma línea, Fernando Santibañez, doctor en Bioclimatología y docente de la Universidad de Chile; señala que el mayor problema radica en el Código de Aguas, ya que es en este cuerpo normativo donde se estipula que el derecho de aprovechamiento o usufructo de ella es intransferible y vitalicia. Sin embargo, Santibañez mencionó que “en la mayor parte de los países del mundo el usufructo o derecho de aprovechamiento es transferido por el Estado a privados. Esto es por periodos definidos y renovables en la medida que existan las justificaciones para ello”. 

Por lo tanto, el ingeniero agrónomo afirma que, “Chile, es el único país donde los derechos de agua son transables entre privados”. 

Al respecto, Félix Gonzalez, presidente del Partido Ecologista Verde, explicó a Contexto Factual, que la frase expuesta en la franja plebiscitaria hace referencia a que los privados que tienen derechos sobre el agua hacen lo que quieren con ella. Con esto menciona que, “el 100% de los derechos no consuntivos están en manos de privados y muchos de ellos en manos de transnacionales, como por ejemplo Enel”

Por su parte, Isabel Orellana, coordinadora general de la franja del comando Que Chile Decida, indicó que para afirmar que Chile es el único país en el mundo que tiene sus aguas privatizadas, se basaron  en artículos como el de CIPER, donde el profesor Carl J. Bauer dice que el caso chileno es el único donde el Estado tiene “tan poca potestad para intervenir”. También en el libro del activista y dirigente de Modatima, Rodrigo Mundaca: “La privatización de las aguas en Chile. Causas y resistencias” (2015), donde se refiere al mercado hídrico chileno como el único privatizado.


*Esta verificación fue realizada por alumnas del curso “Herramientas del fact checking”, dictado por la profesora Valentina De Marval en la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales. 


Palabras clave: