Las rutas constituyentes de los partidos de oposición

Rocío Sanhueza Repetto
17 Ago 2020

A menos de tres meses para que la ciudadanía asista a votar en el histórico plebiscito del 25 de octubre, los comandos y partidos políticos de oposición han reactivado sus actividades de campaña. Modificar los clásicos puerta a puerta, aprovechar las redes sociales y conformar grupos de expertos para trabajar en el programa constitucional, son algunas modalidades por las que se decantan. Pero no todo es comando y campaña. Las ideas que irán a defender tras un eventual triunfo del Apruebo tiene a muchos reflexionando sobre cómo debiera expresarse la organización del Estado y la forma de gobierno que se plasme en una nueva Constitución.

El 3 de marzo de 2020, un hombre de 33 años fue internado en el Hospital de Talca. Hacía poco que había vuelto a Chile, luego de viajar un mes por diversos países del Sudeste Asiático, en especial Singapur. Fue el primer caso de coronavirus confirmado en el país, el comienzo de todo lo que vendría.  

La expansión del virus no paró hasta alcanzar cifras alarmantes. Con más de 380.000 contagios y una cifra de fallecidos que se alza sobre las 10.000 personas, Chile ya es uno de los países con más casos acumulados por millón de habitantes. Por meses, casi todo pareció paralizarse: el comercio, los colegios, las universidades, el movimiento en las calles y las multitudinarias protestas sociales que se repitieron, una tras otra, desde el estallido social del 18 de octubre. Pero también todo el trabajo que venía realizando la clase política en miras al proceso constituyente.   

El Covid-19 sorprendió a todos los actores políticos en pleno debate plebiscitario y de campaña electoral, obligando a modificar el calendario constitucional y, con ello, las prioridades de los partidos y comandos. A un costado quedaron los trabajos de campaña y las discusiones sobre la franja electoral. 

Pero a menos de dos meses del plebiscito, la cuenta regresiva se reactivó. 

El 24 de julio, el Servel anunció que la consulta iba el 25 de octubre, en un solo día y con horario extendido. También el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) ratificó que la franja televisiva para las campañas se emitirá por un mes a partir del 25 de septiembre. Fue a través de un oficio que envió su presidenta, la exministra Catalina Parot, a los partidos políticos, comandos y parlamentarios independientes, confirmando que ésta será emitida según los plazos establecidos en la reforma constitucional que en marzo redefinió todo el cronograma

Ese mismo fin de semana, presidentes de diversos partidos de oposición, a la luz de la unidad mostrada para sacar adelante el proyecto para retirar el 10% de los fondos de pensiones -la principal batalla política del último tiempo-, aseguraron a La Tercera que evalúan la posibilidad de confluir en un solo gran comando por el Apruebo. ¿Pero qué tan juntos se encuentran?

Contexto Factual se comunicó con los y las coordinadoras de los comandos de la oposición para saber cómo se organizan frente al plebiscito, qué alianzas se están armando y cómo avanza el trabajo para definir las propuestas e ideas que pretenden defender en caso de que se apruebe elaborar una nueva Constitución. 

La convergencia de los grupos de la ex Nueva Mayoría

El comando Chile Apruebo, agrupados en la alianza política “Convergencia Progresista”, lo conforman tres partidos de la ex Nueva Mayoría: el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Socialista (PS) y el Partido Radical (PR). Conformado inicialmente en 2018 para enfrentar las próximas elecciones municipales y presidenciales, trabaja desde hace tiempo en miras al plebiscito de octubre y el proceso constituyente, y es uno de los grupos que más avanzado llevan el trabajo tanto electoral como constitucional. 

“Creemos que solo de manera unida vamos a poder enfrentar mejor este proceso y tener representantes desde el progresismo para asumir la responsabilidad de redactar la Constitución”, dice, Sebastián Vergara, secretario general del PPD, quien ha sostenido varias reuniones con sus pares del PS y el PR para aunar un trabajo que, hasta ahora, se ha hecho por separado.
Convergencia Progresista en lanzamiento de su comando Chile Aprueba (Foto: ppd.cl)
Su partido se ha enfocado en trabajar contenidos y mensajes locales que evidencien las realidades regionales. De ahí que, según Vergara, se estén juntando con las estructuras partidarias regionales “para levantar a los mejores candidatos y candidatas” y elaborar una plantilla nacional donde ya tendrían nombres preliminares para competir en cada uno de los distritos del país. 

“No pensamos que iba a ser una posibilidad que despertara tanto optimismo de los propios militantes para concursar. Hay muchas y muchos que quieren ser representantes constitucionales si se aprueba la Convención Constitucional”, asegura. 

Pero también tienen en el PPD una agenda programática a cargo de un equipo con experiencia académica y técnica (principalmente abogados constitucionalistas) para generar una propuesta constitucional. Como coordinador nacional de ese proceso se nombró al abogado y exdiputado Jorge Insunza, quien junto a la académica y cientista política, Pamela Figueroa, se han dedicado a reclutar expertos cuyo objetivo será, según Vergara, “dotar de contenido a la manera con la que el PPD ve una Constitución del futuro”.

El PS, mientras tanto, se ha concentrado en su serie de “reflexiones constituyentes”, un trabajo que, de acuerdo a lo que explica su vicepresidenta de la Mujer, Karina Delfino, sigue la línea establecida en 2019 junto al Instituto Igualdad -el think tank vinculado al partido- y las escuelas constituyentes con las que buscaban crear una red de monitores. 

“El Instituto Igualdad funciona en base al programa y, en cuanto a la demanda, el instituto proveía personas para explicar los temas importantes y el proceso constituyente a quien lo necesitara, por ejemplo, para cabildos”, dice Delfino. 

Fuera de esa alianza, la Democracia Cristiana (DC) ha seguido hasta ahora un camino propio, aunque en una senda similar: generar talleres constituyentes para capacitar a voluntarios y voluntarias que promuevan la opción del Apruebo. Pero ahora ya empieza a converger con sus antiguos socios de la ex Nueva Mayoría. 

Bajo el slogan de #YoApruebo y con la exsenadora Carmen Frei como coordinadora de la campaña -quien además apareció a fines de julio en el video Unidas por el Apruebo junto a Beatriz Sánchez, y las diputadas Maya Fernández (PS) y Carmen Hertz (PC)-, la falange se está coordinando con todos los comandos de la oposición que firmaron el acuerdo que dio origen al proceso constituyente el pasado 15 de noviembre. También se han dedicado a instruir apoderados para el día del plebiscito. 

David Morales, secretario general de la DC, comenta que el partido se está poniendo de acuerdo en temas de contenido y que, incluso sostuvieron algunas reuniones con el comando de Chile Digno (conformado por Partido Comunista junto a otros partidos de izquierda) y los partidos del Frente Amplio. Sin embargo, no existe por el momento un comando en conjunto, sino más bien iniciativas desplegadas como una unidad que va por el Apruebo. De ganar esta última opción, la DC ya estaría enfocada en la búsqueda de candidatas y candidatos para las tres competencias simultáneas del 11 de abril de 2021: conformar la Convención Constitucional, elegir alcaldes y concejales y nombrar por primera vez a través del voto a los gobernadores regionales. 

La coordinadora del comando DC, Carmen Frei, explica que si bien el trabajo se ha visto retrasado producto de la pandemia, están incentivado a la ciudadanía, y es enfática en señalar que la realización del plebiscito en la fecha establecida en la Constitución es imperativa: “Creemos que esta instancia democrática no se puede aplazar y por eso estamos con toda la fuerza. A pesar de que la gente lo está pasando mal, ese día sí tenemos que ir a votar”. 

El fin del “formato de hibernación” en el Frente Amplio

En el comando “Que Chile Decida” dicen que los caracteriza un fuerte trabajo territorial, y que cuentan con 100 audiovisualistas y 2.000 voluntarios. Son también uno de los grupos que cuenta con más figuras del mundo audiovisual y artístico: Pepa San Martín (“Rara”) y Moisés Sepúlveda (“Las Analfabetas”), directores de la franja, el guionista y poeta Pablo Paredes (“El Reemplazante”), la escritora Arelis Uribe (“Que explote todo”, “Quiltras”), la productora Isabel Orellana (“Nunca vas a estar solo”) y Andrés Martinolli.

Todos esos nombres han confluido bajo el alero de los partidos y movimientos que conforman el Frente Amplio. Ahí están Revolución Democrática (RD), Convergencia Social (CS), el Partido Liberal (PL) y Comunes, además de la organización Marca+AC, la Plataforma Socialista, el reciente creado partido Fuerza Común -con Fernando Atria a la cabeza-, y la última incorporación, el movimiento socialista del diputado Marcelo Díaz, UNIR. La coordinación está a cargo de la excandidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien se sumó oficialmente a la campaña la última semana de julio. 

Aunque su trabajo hasta marzo avanzaba sin contratiempos, todo se modificó por la pandemia, y en los últimos meses han estado en “formato de hibernación”. Así lo define Daniel Andrade, coordinador constituyente de RD para el comando. Las plataformas territoriales que funcionaban se reorientaron a la ayuda solidaria, principalmente a la contribución en ollas comunes vecinales. 

“Ahora estamos viendo llevar lienzos del Apruebo y Convención Constitucional, pero es un paso que se está viendo ahora”, dice Andrade, quien además destaca el impulso para unificar los comandos de la oposición y habla de la posible formación de dos grandes comandos para el Apruebo, aunque, dice, son “temas que aún hay que abordar”.  

Jorge Ramírez, quien  fue electo presidente de Comunes el sábado 25 de julio, señala que el proceso se inició con un diseño claro para enfrentar el calendario constitucional y, si bien la emergencia sanitaria cambió el cronograma, el trabajo y diseño programático y electoral no paró. 
"Qué Chile Decida" lanzó su campaña en febrero, en medio de un banderazo (Foto: revoluciondemocratica.cl)
Ramírez cuenta que entre marzo y abril, su partido realizó un trabajo remoto y de redes sociales, donde lanzaron programas online para fortalecer trabajos “de carácter simbólico del plebiscito”. En este sentido, el dirigente cree que las dificultades y problemáticas que la crisis social y sanitaria ha dejado expuestas son elementos que permitirían entender que el sistema y el modelo chileno deben ser modificados. “Y para avanzar en eso, se requiere una nueva Constitución. Entonces, ocupamos mucho, a modo de ejemplo, en términos pedagógicos podríamos decirlo, las dificultades propias que hemos tenido para enfrentar la pandemia”, agrega.

Si bien en la oposición se reconoce la necesidad de trabajar en conjunto para lograr un triunfo del Apruebo, el partido Comunes sostiene diferencias importantes con el resto. 

“Tenemos un desafío común que es ganar el plebiscito, y ahí sí nos encontramos con los compañeros de Unidad por el Cambio y de la ex Nueva Mayoría, pero tenemos además un ideario político que queremos instalar en la Constitución que es distinto”, dice Ramírez. 

En Convergencia Social existiría una gran cantidad de voluntarios trabajando en la campaña y en la franja televisiva. Pre Covid-19, habían alcanzado a grabar y producir material audiovisual para una serie de micro documentales dirigidos por la cineasta chilena Catalina Alarcón, para ser difundidos en redes sociales. La idea: que distintas personas pudieran expresarse sobre qué tipo de derechos les gustaría tener en la nueva Constitución. De ellos, sólo dos vieron la luz, encontrándose a la espera de poder lanzar el resto del contenido, confrontándose además a una pregunta inédita: si es necesario o no modificar el contenido agregando, por ejemplo, mascarillas a quienes aparecen en los videos. 

Isabel Orellana, productora encargada de la franja televisiva por Convergencia Social, explica que se encuentran reactivando los equipos y reformando los contenidos. Sin embargo, no sólo están enfocados en la franja y el material comunicacional propio de la campaña, sino que, además, reflexionando sobre la forma de trabajar de ahora en adelante en los territorios. “Estamos viendo nuevos tipos de actividades. Obviamente los puerta a puerta no pueden ser de la misma forma que se hacían antes, tenemos que pasar a otro tipo de actividades para la reactivación territorial”, dice. 

Chile Digno, la izquierda más histórica 

En el acuerdo que abrió paso al proceso constituyente hay 11 firmas. Una es la del diputado Gabriel Boric (Convergencia Social), que figura actuando a mutuo propio. Otras cinco representan a los partidos de Chile Vamos y las demás, a los partidos de la ex Nueva Mayoría. Pero uno de los miembros de esa antigua coalición no participó. Ese fue el Partido Comunista (PC).

Que no hayan participado del acuerdo no significa que estén al margen del proceso constituyente. De hecho, el PC es parte del comando “Apruebo Chile Digno”, donde participa con el resto de la plataforma Unidad por el Cambio, también conformada por el Frente Regional Verde Social (FRVS) y el Partido Progresista (PRO-PAIS); además del Partido Humanista (PH), el Partido Izquierda Libertaria (PIL) y otros movimientos y organizaciones de izquierda como el Partido Pirata, el Movimiento Democrático Popular y Victoria Popular. 

Camilo Sánchez, encargado de campaña de "Apruebo Chile Digno" por el PC, rescata la amplitud que se ha logrado en el comando, pero es claro al decir que existen diferencias respecto al acuerdo firmado el 15 de noviembre pasado. Eso sí, coincide con su pares de otros partidos sobre cómo la pandemia ha dejado expuesta la necesidad de cambiar la Constitución. Hace hincapié no sólo en el llamado a aprobar el 25 de octubre una convención constitucional, sino también “a poner el acento en los cambios que necesita la Constitución para que todo Chile construya unidad sobre el proceso constitucional, cuidando de no abandonar a nadie, como sí ocurre hoy día". 

A juicio del coordinador, una de las particularidades que tendría el comando es su carácter cien por ciento articulado por la organizaciones sociales. Respecto a la franja en particular, cuentan con la participación del director y guionista Hernán Caffiero, ganador de un Emmy por la serie de televisión “Una Historia Necesaria”. 

Lanzamiento de campaña de "apruebo Chile Digno" en la Plaza de Armas de Santiago, en febrero (Foto: pcchile.cl)


Palabras clave: