Exagerado

Presidente Piñera y los supuestos intentos de “grupos radicales por intentar poner en riesgo el Proceso Constituyente amenazando, por ejemplo, con rodear el lugar donde va a sesionar la Convención Constitucional”

Magdalena Advis
11 Ene 2021

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– El 6 de enero, el Presidente Sebastián Piñera, al presentar la agenda contra la inseguridad e impunidad del gobierno, dijo que ésta se sumaba a “otros intentos de esos mismos grupos radicales por intentar poner en riesgo el proceso constituyente amenazando, por ejemplo, con rodear el lugar donde va a sesionar la Convención Constitucional y afectando, de esta manera, la posibilidad de que esa Convención pueda deliberar en forma libre y pacífica, y pueda buscar acuerdos para llegar a un buen puerto, que es una buena Constitución para Chile”.

– Aunque no lo especificó, el mandatario se refería a un informe publicado por el Partido Comunista (PC) a comienzos de diciembre, en el que se hacía un llamado a “rodear con movilización de masas el desarrollo de la Convención Constitucional”.

– La afirmación de Piñera es EXAGERADA.

– El presidente del PC, Guillermo Teillier, ya en diciembre había explicado que la frase publicada era una “metáfora política” en la que se llamaba a que, en el proceso constituyente en curso, “debe seguir siendo protagonista el pueblo de Chile”. En ese sentido, asegura que la frase del PC no habría sido en ningún momento una real amenaza al proceso constituyente ni sus participantes.


El 4 de diciembre, el Partido Comunista (PC) se convirtió en blanco de varias críticas por publicar un informe mediante el cual hacía un llamado a “rodear con la movilización de masas el desarrollo de la Convención Constitucional, impidiendo que las cocinas y el tecnicismo legal oscurezcan el sentido final de dicho organismo”. Para el oficialismo e incluso algunos sectores de la centroizquierda, la frase sonaba a amenaza, sin embargo, por esos mismos días el presidente del partido, el diputado Guillermo Teillier, explicó que en todo se momento se trató de una “metáfora política”.

Un mes pasó de esa polémica y ya parecía haber quedado atrás, pero el Presidente Sebastián Piñera la retomó en un discurso que dio a mitad de la semana pasada.

Fue en el marco de la presentación de la Agenda de Seguridad del gobierno. Allí, Piñera dijo: 

“Esta agenda de inseguridad y de impunidad se suma a otros intentos de esos mismos grupos radicales por intentar poner en riesgo el proceso constituyente amenazando, por ejemplo, con rodear el lugar donde va a sesionar la Convención Constitucional y afectando, de esta manera, la posibilidad de que esa Convención pueda deliberar en forma libre y pacífica, y pueda buscar acuerdos para llegar a un buen puerto, que es una buena Constitución para Chile”

Aunque no hizo alusión directa al informe del PC, el Presidente hacía una alusión clara a ese documento. Sin embargo, lo asegurado por Piñera es EXAGERADO

Si bien el Informe Político al XXVI Congreso nacional del Partido Comunista de Chile efectivamente hacía un llamado a “rodear” la Convención Constitucional, en ningún momento se hizo referencia al lugar físico en el que sesionará el organismo. Por lo demás, las reacciones iniciales al informe hacían referencia al estatus democrático del llamado, donde nunca se habló de lugares físicos.

Cuando se hizo público el contenido del documento, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) indicó a Radio Bío Bío que era “impresentable […] que se plantee de ya esta especie de rodeamiento social respecto de la discusión de la nueva Constitución”. Mientras tanto, el líder de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahín calificó de “poco democrático” el llamado, e instó a que cambiara para “institucionalizar la participación ciudadana”.

En el documento presentado por el Comité Central del PC se incluía una serie de propuestas recopiladas del debate interno de los militantes, incluyendo también temas relevantes a nivel nacional de los últimos meses. Algunas de las temáticas eran la crisis del sistema capitalista en la pandemia y la compleja elección presidencial en Estados Unidos, las demandas del estallido social, las estrategias que tomará el partido para las elecciones de 2021 y la importancia del pueblo en las transformaciones de Chile.

Ante la reacción del mundo político, Teillier salió rápidamente a aclarar que el contenido del informe era una metáfora para “hacerle honor al pueblo de Chile que, con su lucha, con sus demandas, ha abierto paso a este proceso constitucional”. Con eso, la polémica quedaba ahí, y en el mes que siguió, el partido se enfocó en prepararse para las elecciones convencionales constituyentes de abril y selló un pacto con el Frente Amplio y otros movimientos políticos de izquierda para llevar una lista conjunta propia.

Tras el discurso de Piñera, lo de la supuesta amenaza del PC volvió a la palestra y las críticas se retomaron. Y con incluso más fuerza luego de que ese mismo miércoles 6 de enero, el Capitolio de Estados Unidos sufriera una irrupción violenta de turbas partidarias de Donald Trump para evitar que el Congreso de ese país validara definitivamente el triunfo del presidente electo, el demócrata Joe Biden. Al menos dos diputados, Diego Schalper (UDI) y Matías Walker (DC), compararon en redes sociales lo sucedido en Washington con lo que refirió el Presidente esa misma mañana.





Palabras clave: