La vida no es sólo fútbol: 10 Constituciones latinoamericanas que incluyen el derecho al deporte

Agustín Vázquez
18 Feb 2021

Si bien el deporte está reconocido como un derecho en la Carta internacional de la educación física, la actividad física y el deporte de la UNESCO, no todas las Constituciones lo recogen como tal. Este es el caso de Chile. Para la futbolista y candidata constituyente, Iona Rothfeld, “Chile debería tener una Constitución que consagre el derecho al deporte ya que valores fundamentales para los deportistas como la empatía, la solidaridad y el trabajo colectivo los estamos necesitando también como sociedad”. En este sentido, el equipo de Contexto Factual ha recogido las diez Constituciones latinoamericanas que incluyen este derecho y su forma de abordarlo. Revísalas a continuación.

“Todo ser humano tiene el derecho fundamental de acceder a la educación física, la actividad física y el deporte sin discriminación alguna”, así comienza el primer artículo de la Carta internacional de la educación física, la actividad física y el deporte firmada por los Estados Miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), entre los que se encuentra Chile. Sin embargo, tan solo la mitad de los países en Latinoamérica tiene reconocido este derecho en su Carta Magna y Chile no es precisamente uno de ellos. De hecho, la única mención que se hace al deporte en la actual Constitución es en el artículo 118 para otorgar a las municipalidades la posibilidad de “constituir o integrar corporaciones o fundaciones de derecho privado sin fines de lucro cuyo objeto sea la promoción y difusión del arte, la cultura y el deporte”.

Para la futbolista exselecionada nacional y directora de la Asociación Nacional Jugadoras de Fútbol Femenino en Chile (ANJUFF), Iona Rothfeld, “Chile debería tener una Constitución que consagre el derecho al deporte porque no se pueden pensar ni la educación, ni la salud, ni la comunidad, ni la cultura sin pensar en el deporte”. De hecho, explica Rothfeld, “estos son derechos fundamentales que se han quedado atrás también como consecuencia de un sistema individualista que necesita de los valores como la empatía, la solidaridad y el trabajo colectivo para salir de donde está, algo que desde el deporte se hace de manera muy sencilla ya que para los deportistas es fundamental desarrollar estos valores, lo cuales se traspasan con el deporte, no sólo con el fútbol, y que son los que estamos necesitando también como sociedad”.

La deportista y politóloga, quien además es candidata a la Convención Constitucional por el distrito 12 en la lista de Independientes por una Nueva Constitución, dice entender el deporte “como un reflejo de la sociedad, donde muchas de las luchas que hemos tenido que dar las futbolistas desde el deporte, son exactamente las misma que tenemos que estar dando hoy como sociedad: la precarización laboral, la discriminación de género, el sexismo, las injusticias…”. Y en este aspecto, Rothfeld afirma que “el proceso constituyente es un rayo de esperanza en el que nos tenemos que enfocar en ver cómo salimos del estancamiento en el que estamos, donde hay una desconfianza enorme hacia las figuras políticas, el sistema, el gobierno y las instituciones, lo genera una situación demasiado delicada y una crisis política que como país puede no tener vuelta atrás”.

“Hay varias Constituciones que consagran el derecho al deporte y Chile debería ser una de ellas porque eso significa dejar de pensar en el deporte como un derecho accesorio de segunda o tercera categoría, mientras que el deporte nos entrega de una forma muy simple las vías y herramientas para poder levantar puntos tan importantes como la educación, la salud, la comunidad o la cultura, y desarrollarlos con integración social y educación social”, asegura la Rothfeld.

En este sentido, el equipo de Contexto Factual, gracias a Constitute Project, ha podido comparar las distintas constituciones de Latinoamérica para ver cómo han plasmado el derecho al deporte aquellos países que lo incluyen en su Carta Fundamental. Revisa el detalle a continuación:


Bolivia

En Bolivia, el derecho al deporte aparece consagrado en la primera parte de su Constitución, concretamente en el artículo 104 del título segundo, capítulo sexto, sección quinta. Y aparece de la siguiente manera:

“Toda persona tiene derecho al deporte, a la cultura física y a la recreación. El Estado garantiza el acceso al deporte sin distinción de género, idioma, religión, orientación política, ubicación territorial, pertenencia social, cultural o de cualquier otra índole.”


Colombia

También al principio de su Carta Magna, específicamente en el artículo 52 de su capítulo segundo, Colombia incluye este derecho reconociendo además, en la misma línea que lo hace la carta internacional de la UNESCO, su función formadora.
 
“El ejercicio del deporte, sus manifestaciones recreativas, competitivas y autóctonas tienen como función la formación integral de las personas, preservar y desarrollar una mejor salud en el ser humano.
El deporte y la recreación, forman parte de la educación y constituyen gasto público social.
Se reconoce el derecho de todas las personas a la recreación, a la práctica del deporte y al aprovechamiento del tiempo libre.”


Cuba

En el caso de Cuba, la Constitución hace mención al deporte en una primera instancia en su artículo 32, del título tercero, sobre los fundamentos de la política educacional, científica y cultural, donde explicita que “el Estado orienta, fomenta y promueve la cultura física, la recreación y el deporte en todas sus manifestaciones como medio de educación y contribución a la formación integral de las personas”.

No obstante, en en el primer artículo (artículo 46) del segundo capítulo de la sección quinta, que es donde se listan todos los derechos de la República de Cuba, el deporte aparece consagrado como un derecho:

“Todas las personas tienen derecho a la vida, la integridad física y moral, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz, la salud, la educación, la cultura, la recreación, el deporte y a su desarrollo integral.”

Asimismo, la Constitución cubana dedica todo un artículo, el 74, a profundizar sobre este derecho:
 
“Las personas tienen derecho a la educación física, al deporte y a la recreación como elementos esenciales de su calidad de vida.
El sistema nacional de educación garantiza la inclusión de la enseñanza y práctica de la educación física y el deporte como parte de la formación integral de la niñez, la adolescencia y la juventud.
El Estado crea las condiciones para garantizar los recursos necesarios dedicados a la promoción y práctica del deporte y la recreación del pueblo, así como para la preparación, atención y desarrollo de los talentos deportivos.”


Ecuador

Mientras tanto, Ecuador, se erige como el país latinoamericano, que más artículos dedica al deporte, refiriéndose a éste primero como un derecho fundamental en su artículo 24:

“Las personas tienen derecho a la recreación y al esparcimiento, a la práctica del deporte y al tiempo libre.”

Y garantizándolo para las y los jóvenes en su artículo 39:

“El Estado reconocerá a las jóvenes y los jóvenes como actores estratégicos del desarrollo del país, y les garantizará la educación, salud, vivienda, recreación, deporte, tiempo libre, libertad de expresión y asociación. El Estado fomentará su incorporación al trabajo en condiciones justas y dignas, con énfasis en la capacitación, la garantía de acceso al primer empleo y la promoción de sus habilidades de emprendimiento.”

Además de consagrarlo como un derecho de las niñas, niños y adolescentes en el artículos 45:

“Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a la integridad física y psíquica; a su identidad, nombre y ciudadanía; a la salud integral y nutrición; a la educación y cultura, al deporte y recreación; a la seguridad social; a tener una familia y disfrutar de la convivencia familiar y comunitaria; a la participación social; al respeto de su libertad y dignidad; a ser consultados en los asuntos que les afecten; a educarse de manera prioritaria en su idioma y en los contextos culturales propios de sus pueblos y nacionalidades; y a recibir información acerca de sus progenitores o familiares ausentes, salvo que fuera perjudicial para su bienestar.”

Al mismo tiempo, en su artículo 340, del capítulo primero (inclusión y equidad) del título séptimo (régimen del buen vivir), menciona el deporte como una de las partes que compone el sistema:

“El sistema se compone de los ámbitos de la educación, salud, seguridad social, gestión de riesgos, cultura física y deporte, hábitat y vivienda, cultura, comunicación e información, disfrute del tiempo libre, ciencia y tecnología, población, seguridad humana y transporte.”

Profundizando en el artículo 381 de la sección sexta, sobre la cultura física y tiempo libre, del mismo capítulo, y determinando cuál debe ser el rol del Estado:

“El Estado protegerá, promoverá y coordinará la cultura física que comprende el deporte, la educación física y la recreación, como actividades que contribuyen a la salud, formación y desarrollo integral de las personas; impulsará el acceso masivo al deporte y a las actividades deportivas a nivel formativo, barrial y parroquial; auspiciará la preparación y participación de los deportistas en competencias nacionales e internacionales, que incluyen los Juegos olímpicos y Paraolímpicos; y fomentará la participación de las personas con discapacidad.”


Guatemala

Si bien la Constitución de Guatemala no consagra el deporte como un derecho fundamental de forma explícita, en su artículo 91 sí hace hincapié en el deber del Estado en cuanto a su fomento y promoción, asignándole además un mínimo presupuestario:

“Es deber del Estado el fomento y la promoción de la educación física y el deporte. Para ese efecto, se destinará una asignación privativa no menor del tres por ciento del Presupuesto General de Ingresos Ordinarios del Estado. De tal asignación el cincuenta por ciento se destinará al sector del deporte federado a través de sus organismos rectores, en la forma que establezca la ley; veinticinco por ciento a educación física, recreación y deportes escolares; y veinticinco por ciento al deporte no federado.”


México

La cultura física y la práctica del deporte está plasmado como un derecho en unos de los primeros capítulos de la Constitución mexicana, concretamente en su artículo cuarto:

Toda persona tiene derecho a la cultura física y a la práctica del deporte. Corresponde al Estado su promoción, fomento y estímulo conforme a las leyes en la materia.


Nicaragua

También entendiendo el deporte como parte de la formación integral de las personas es que en su artículo 65, la Constitución de Nicaragua establece el derecho al deporte, la educación física, la recreación y el esparcimiento:

“Los nicaragüenses tienen derecho al deporte, a la educación física, a la recreación y al esparcimiento. El Estado impulsará la práctica del deporte y la educación física, mediante la participación organizada y masiva del pueblo, para la formación integral de los nicaragüenses. Esto se realizará con programas y proyectos especiales.”


Perú

Mientras tanto, la Constitución de Perú, en su artículo 14, no habla de derecho al deporte si no que lo entiende como una de las áreas que debe promover la educación:

“La educación promueve el conocimiento, el aprendizaje y la práctica de las humanidades, la ciencia, la técnica, las artes, la educación física y el deporte. Prepara para la vida y el trabajo y fomenta la solidaridad.”


República Dominicana

Por su parte, la Constitución de la República Dominicana, dedica su artículo 65 exclusivamente al derecho al deporte:

“Toda persona tiene derecho a la educación física, al deporte y la recreación. Corresponde al Estado, en colaboración con los centros de enseñanza y las organizaciones deportivas, fomentar, incentivar y apoyar la práctica y difusión de estas actividades. Por tanto:

1.  El Estado asume el deporte y la recreación como política pública de educación y salud y garantiza la educación física y el deporte escolar en todos los niveles del sistema educativo, conforme a la ley;
2.  La ley dispondrá los recursos, estímulos e incentivos para la promoción del deporte para todos y todas, la atención integral de los deportistas, el apoyo al deporte de alta competición, a los programas y actividades deportivas en el país y en el exterior.”


Venezuela

En la Constitución venezolana, el deporte también es consagrado como un derecho en su artículo 111 y se detalla el rol del estado que debe entender el deporte como una política educativa y de salud pública destinando recursos para ello.

“Todas las personas tienen derecho al deporte y a la recreación como actividades que benefician la calidad de vida individual y colectiva. El Estado asumirá el deporte y la recreación como política de educación y salud pública y garantizará los recursos para su promoción. La educación física y el deporte cumplen un papel fundamental en la formación integral de la niñez y adolescencia. Su enseñanza es obligatoria en todos los niveles de la educación pública y privada hasta el ciclo diversificado, con las excepciones que establezca la ley. El Estado garantizará la atención integral de los y las deportistas sin discriminación alguna, así como el apoyo al deporte de alta competencia y la evaluación y regulación de las entidades deportivas del sector público y del privado, de conformidad con la ley.”




Palabras clave: