Verdadero

Heraldo Muñoz: “No hay ningún precedente de mínimos de participación para darle legitimidad a un acto electoral”

Valentina Matus
26 Ago 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– En una entrevista en Estado Nacional, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, afirmó que “no hay ningún precedente de mínimos de participación para darle legitimidad a un acto electoral”.

– La afirmación es VERDADERA. Desde que se constituyó la República de Chile nunca se ha pedido un piso mínimo de participación en elecciones presidenciales, parlamentarias o municipales.

– Tampoco se ha determinado un quórum mínimo de participación en los plebiscitos realizados para que sus resultados sean válidos.


A justo dos meses que se realice el plebiscito que decidirá si se aprueba o rechaza la redacción de una nueva Constitución, todavía hay dudas que embargan al proceso: si efectivamente se realizará en la fecha, cómo se resguardará a la población frente al riesgo sanitario por Covid-19 y también si se debe establecer un quórum mínimo de participación para que la votación sea efectiva. Esta es la idea de los senadores oficialistas Francisco Chahuán, Carmen Gloria Aravena, Rodrigo Galilea y Rafael Prohens, quienes presentaron un proyecto de ley que propone exigir la participación del 50% del electorado habilitado para sufragar en el plebiscito para que este sea válido. 

Fue en el marco de aquella discusión que el presidente del Partido Por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz, señaló en el programa Estado Nacional del domingo 23 de agosto: “No hay ningún precedente de mínimos de participación para darle legitimidad a un acto electoral”. 

Contexto Factual calificó la afirmación del ex canciller como VERDADERA, dado que desde que se constituyó la República de Chile y se promulgaron los primeros reglamentos en 1811, nunca se ha pedido un mínimo de participación en una elección presidencial, parlamentaria, municipal o de otro tipo. 

El equipo de Muñoz señaló que solo revisando elecciones pasadas del país se puede afirmar. Efectivamente, al hacer una revisión de la historia electoral del país se puede concluir que nunca se ha solicitado un quórum mínimo de participación.

En el Reglamento de 1811 se estableció que habría un Congreso que sería electo de forma popular pero sin mínimos de votación y con un universo electoral muy acotado: sólo podrían votar los hombres con bienes, mayores de 25 años. En la primera elección, votaron 700 personas de un total de 200 mil habitantes. Tampoco se establecieron mínimos de participación según los reglamentos de 1812 y 1814.

Según la Constitución de 1818, la única condición para elegir al Director Supremo era que la elección recaería “precisamente en ciudadano chileno de verdadero patriotismo, integridad, talento, desinterés, opinión pública y buenas costumbres”, mientras que en la de 1823 se indica que esta máxima podía ser reelecta por segunda vez si obtenía el ⅔ de los votos, pero no pide mínimo de participación.

Tanto las Leyes Federales de 1826, la Constitución de 1828 y la de 1833 no mencionan la exigencia de una mínima participación e incluso en la elección parlamentaria de 1861 la participación ciudadana llegó al 1,35% de la población de Santiago y al 0,12% de la población nacional. Lo mismo ocurre con el texto fundamental de 1925, ni las leyes electorales que fueron dictadas en la época.

En la Constitución actual, el artículo 26 se refiere a la elección presidencial señalando que solo se pide la “mayoría absoluta de los sufragios válidamente emitidos” y en el caso de no obtener más de la mitad de los sufragios, “se procederá a una segunda votación, que se circunscribirá a los candidatos que hayan obtenido las dos más altas mayorías relativas y en ella resultará electo aquél de los candidatos que obtenga el mayor número de sufragios” 

Por otro lado, los artículos 47 y 49 refieren a la elección parlamentaria, que refiere a la Ley orgánica constitucional sobre votaciones populares y escrutinios. En ninguna parte de ella se pide una participación mínima para validar cualquier tipo de elección. Lo mismo ocurre en el caso del gobernador regional y alcaldes.

Por último, en los plebiscitos nacionales que se han desarrollado en el país, tampoco hay antecedentes de un quórum mínimo para validar la votación, incluso en los comicios realizados en 1811. Por esto, la afirmación de Heraldo Muñoz fue calificada como VERDADERA


Palabras clave: