Falso

Servicio Electoral pide ser “gobierno paralelo”

Valentina Matus
21 Sep 2020

Si sólo tienes 5 minutos, lee estas claves:

– El 14 de septiembre, un usuario de Twitter señaló que el “Servel sigue improvisando para el Plebiscito de octubre. Pide de manera inédita ser un ‘gobierno paralelo’ para enviar directamente proyectos de ley al Congreso”.

– La afirmación se calificó como FALSA, dado que pedir la atribución de iniciar proyectos de ley no implica la existencia de un “gobierno paralelo”, además de no ser la primera vez que se plantea el tema a las autoridades.

– En Chile, los gobiernos son representados y administrados por el Presidente o Presidenta de la República, quienes gozan de una serie de facultades. Proponer iniciativas de ley es una de ellas, pero no la única. También puede declarar urgencia en la tramitación de los proyectos de ley, vetar parcialmente indicaciones, dictar decretos de ley, convocar a plebiscito, declarar estados de excepción, nombrar ministros de Estado, y delegados regionales y provinciales, designar embajadores, entre otros, además de administrar el Estado y dirigir el gobierno. El Servel no hizo referencia a ninguna de estas otras atribuciones.

– Asimismo, el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santamaría, indicó a Contexto Factual que “por ahora no lo hemos tratado, no está en ningún proyecto de ley, pero tenemos la esperanza de que luego de un análisis de sus alcances, pudiera legislarse otorgándole esta facultad al Servel”. Además, señaló que ya antes se había discutido la propuesta con la ex Presidenta Michelle Bachelet, por lo que no es algo inédito.

– Según el Constitute Project, hay 10 países en el mundo que permiten iniciativa legal por parte de sus órganos electorales, en las materias que les compete.


El 31 de agosto, el gobierno confirmó que no se establecería un mecanismo especial de votación para los casos activos de Covid-19, desatando una ola de cuestionamientos sobre la protección del derecho a sufragio y su superposición con el derecho a la salud. Desde entonces, el tema no ha salido de la discusión pública y todavía se conversa de eso en el Congreso. No sólo en los pasillos o en conversaciones informales, sino que como parte de la labor legislativa: está aún en trámite un proyecto de ley que modifica la Carta Fundamental para disponer la habilitación de un sistema de sufragio especial no presencial, para evitar el riesgo de contagio de Covid-19 en procesos electorales.

Fue precisamente durante la discusión de ese proyecto en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, el pasado 8 de septiembre, que se invitó al presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santamaría, para discutir las opciones respecto al sufragio de pacientes Covid-19.

Unos días después, a raíz de una nota publicada en El Mercurio titulada “Servel pedirá de manera inédita al Ejecutivo tener la facultad para presentar proyectos de ley al Congreso”, un usuario en redes sociales publicó el siguiente mensaje: 

“Servel sigue improvisando para el Plebiscito de octubre. Pide de manera inédita ser un "gobierno paralelo" para enviar directamente proyectos de ley al Congreso”. 



Tras revisar los antecedentes, Contexto Factual calificó los dichos del usuario como FALSOS, dado que pedir la atribución para iniciar proyectos de ley no implica la existencia de un “gobierno paralelo” y, además, tampoco es la primera vez que se plantea el tema a las autoridades, por lo que tampoco es algo inédito. 

Sí hay algo cierto. En la sesión del 8 de septiembre en la comisión legislativa, Santamaría manifestó su interés para que se dote al Servel de atribuciones que le permitan impulsar proyectos de ley relacionados al sistema electoral. Dijo: “No podemos imponer modificaciones a la ley, pero sí –y lo vamos a conversar en su momento con el ministro Secretario General de la Presidencia y con el Presidente, si es necesario– que se pudiera considerar la posibilidad de entregarle al Servicio Electoral, al menos durante un tiempo, iniciativa legal (...) porque tengan la seguridad que de haber contado con esa facultad, es muy probable que estos temas los hubiéramos tenido resueltos con mucha anticipación”. 

Fue en esa misma instancia que Santamaría señaló que, de optarse por un mecanismo de votación alternativo, debía generarse de manera correcta, por lo que se descartaba que hubiese una opción habilitada para el plebiscito de octubre. 

Consultado al respecto por Contexto Factual, el presidente del Consejo Directivo del Servel dijo que “cuando solicitamos a la Presidenta Bachelet que se otorgara autonomía constitucional al servicio, lo que implicaba reconocerle independencia de los Poderes del Estado y excluirlo de la Administración del Estado -lo que se obtuvo mediante la Ley 20.860 en 2015-, se  planteó también la posibilidad de darle la facultad de iniciativa legal, es decir, que el Servel, como máximo órgano administrativo electoral del país, pudiera presentar proyectos de ley para su análisis y debate en el Congreso, obviamente excluyendo aquellos que son de iniciativa exclusiva del Presidente de la República como, por ejemplo, los que implican gasto público”. Es decir, no es la primera vez que se discute una atribución legislativa para el órgano electoral.

Santamaría agregó que “es un tema que planteamos en esa oportunidad, y repusimos en estos días en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados, y a diferencia del año 2015, ha sido bien recibida en general, demostrando diversos parlamentarios interés en analizarlo. También se lo comentamos al ministro Secretario General de la Presidencia, a quien le pedí no descartar a priori el análisis de esta materia. Por ahora, no lo hemos tratado, no está en ningún proyecto de ley, pero tenemos la esperanza de que luego de un análisis de sus alcances, pudiera legislarse otorgándole esta facultad al Servel”.

La atribución legislativa es una facultad que actualmente ostentan sólo los integrantes del Congreso Nacional -diputados y senadores- y el Presidente de la República. Únicamente ellos pueden presentar proyectos de ley a modo de moción o mensaje presidencial, e incluso el mandatario tiene seis materias exclusivas de inciativa de ley –ninguna de relación electoral–, tal como se indica en el artículo 65 de la Constitución.

Es este mismo documento el que define que el Gobierno y la administración del Estado dependen del Presidente o Presidenta, quien además extiende su autoridad “a todo cuanto tiene por objeto la conservación del orden público en el interior y la seguridad externa de la República, de acuerdo con la Constitución y las leyes”. En adición, un mandatario puede declarar urgencia en la tramitación de los proyectos de ley, participar en el debate parlamentario de la ley a través de los Ministros de Estado o vetar parcialmente. 

Además puede dictar decretos de ley, llamar a sesión del Congreso, convocar a plebiscito, declarar estados de excepción, nombrar ministros de Estado, y delegados regionales y provinciales, designar embajadores, entre otros.

El Servel no está pidiendo hacer ninguna de estas acciones, por ende no se puede indicar que está pidiendo ser un “gobierno paralelo” sólo por pedir –todavía de manera informal– tener atribución de presentar iniciativas de ley.

Según el Constitute Project hay 10 países en el mundo que permiten iniciativa legal por parte de sus órganos electorales, en las materias que les compete. Estos son Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela. 


Palabras clave: